Magistrados italianos y la principal fuerza política del país, el Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo, acusaron a voluntarios de Organizaciones No Gubernamentales (ONG), entre ellas Médicos Sin Fronteras (MSF) de vínculos con traficantes de refugiados.

Según el diario Corriere della Sera, personal de MSF, una organización cuya labor fue reconocida con el Nobel de la Paz en 1999, está siendo investigada por haber llevado a cabo un salvamento en el mar sin alertar primero a la Guardia Costera italiana y por indicar a los sobrevivientes que no cooperaran con las autoridades italianas ni con las de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex) una vez que llegaran a tierra.

El personal de MSF también fue acusado de confeccionar listas de inmigrantes en las que adultos son presentados como menores, según informó el mismo diario.

Este detalle es importante porque los menores tienen derecho de asilo más amplios que los adultos.

La difusión de las sospechas comenzó por parte de Frontex. Su director, Fabrice Leggeri, afirmó que algunas ONG sirven de taxis para los traficantes de seres humanos , una acusación muy grave de la que no aportó pruebas.

Dos magistrados sicilianos, los fiscales de Catania y Trapani, denunciaron ante comisiones parlamentarias la situación y reclamaron que se intercepten las comunicaciones que probarían la complicidad y se obligue a los barcos de las ONG a aceptar la presencia de agentes en sus naves.

Las sospechas de que existe un acuerdo ilegal entre voluntarios de las ONG y las mafias de la trata de seres humanos, un negocio multimillonario, creció porque abruptamente se terminaron los pedidos de socorro por teléfonos satelitales y las barcazas sobrecargadas de gente se alinean en el Mediterráneo apenas superan la frontera marítima libia. Ya no llegan como antes a la isla de Lampedusa y a otras islas del extremo sur italiano, vecinas a África.

Ante esta grave denuncia, hay voces que aprovechan la situación para llevar el debate al terreno electoral.

Es el caso de Matteo Salvini, líder de la xenófoba Liga Norte, quien pasó una noche durmiendo en el centro de acogida de Mineo (Sicilia): Éste es el mayor centro de carne humana de Europa. Un negocio de decenas de millones de euros. Mientras que 7 millones de italianos viven en la pobreza , expresó tras su recorrido por el mayor campo de demandantes de asilo de Italia.