A pocos días de que el presidente Barack Obama deje la Casa Blanca, la agenda del mandatario se ha enfocado en defender los logros de sus ocho años en la Oficina Oval. El presidente número 44 de Estados Unidos tiene de que preocuparse pues el próximo mandatario, Donald Trump, dijo que desde el día uno en el cargo llevará las riendas del país en una dirección diferente.

NOTICIA: Tropa de EU llega a frontera con Rusia

Durante las campañas previas a las elecciones, Trump fue lo suficientemente astuto para hacer trascender su mensaje. Con todo y sus imprecisiones, colocó eficientemente en la mente de los electores que lo que le hace falta al país es recuperar la grandeza , una estrategia de marketing político que sin duda merecerá diversos análisis con atención meticulosa, porque su eslogan, contrario a los valores de la élite política de Estados Unidos, no sólo golpeó con fuerza a un sector que parecía tenía un piso muy cómodo, sino que también cimbró a la clase política de esa nación.

NOTICIA: Senado de EU da primer paso para revocar Obamacare

Por el momento, el discurso de Trump se mantiene solamente en el mundo de la retórica, aunque ya dio muestras de lo que sus palabras pueden lograr, pues sin haberse hecho oficialmente con el cargo, algunas compañías como Ford han reculado en sus planes de inversión en México, tras las críticas lanzadas por el mandatario.

Por otro lado, Obama llegó al cargo con una simple propuesta: sí podemos . En la misma semántica de la oferta encontramos acción. El presidente de Estados Unidos será recordado por sus acciones y logros políticos, sociales, económicos y legislativos cuando estuvo al frente de la nación más poderosa del mundo.

NOTICIA: Yo siempre estaré de su lado

Mientras Barack Obama se prepara para dejar la Casa Blanca el 20 de enero, estas son nueve razones por que su presidencia será recordada:

1. Primer Presidente negro

En el 2008 Obama se convirtió en el primer Presidente de raza negra en Estados Unidos. El joven Senador de Illinois se valió de una depurada oratoria y de un carisma envidiable para conseguir la victoria en las elecciones presidenciales. Obama pavimentó su camino a la Presidencia con una coalición electoral diversa y un mensaje "esperanza y cambio" que le ayudó a que 143 años después de la abolición de la esclavitud se proclamara con la victoria por la Casa Blanca con tan sólo 47 años de edad. Si bien el camino no fue fácil, tuvo que enfrentar durante su gestión diferentes episodios de agresiones contra personas de raza negra. Obama se valió de su excelente oratoria para condenar esos hechos

2. Sus acciones contra la crisis financiera

Cuando Obama recibió las riendas del país tuvo que enfrentar una de las peores crisis financieras de la historia de la humanidad. Millones de estadounidenses perdieron su casa y su empleo como resultado de la caída libre que enfrentó la economía. El país enfrentó una crisis inmobiliaria que provocó una crisis financiera y que saboteó a bancos y líderes de Wall Street, con metástasis en una crisis económica con proporciones globales, pero que Obama sortearía con un buen plan para no arrastrar al mundo a un escenario de caos económico. George W. Bush, el presidente que salía por la puerta de atrás y la Reserva Federal habían hecho los primeros esfuerzos de contención de una crisis que dejaría efectos a largo plazo, pero realmente el presidente Obama enfrentó la oposición ideológica con un gran estímulo fiscal, extendiendo el gasto público en 831,000 millones de dólares. Aunque los estragos causados por esa caótica situación dejan consecuencias sociales, económicas y políticas que aún se perciben, bajo el mandato de Obama, la economía sumó nuevos puestos de trabajo durante 75 meses seguidos.

3. Un gran acuerdo

Obama continuó con los planes demócratas de proveer un plan de salud universal a los estadounidenses y aunque, al igual que las pasadas administraciones demócratas, falló, sí logró extender la cobertura médica a decenas de millones de ciudadanos que antes no tenían nada. El logro de Obama fue rápidamente repudiado y criticado por los republicanos apodándolo "Obamacare" como la encarnación del socialismo. Aunque poco pudieron hacer para que el proyecto no llegara al Congreso. Uno de los buques insignia de la administración Obama aún corre peligro ya que desde que hacía campaña, Donald rump, prometió derogarlo. Desde que se anunció su victoria electoral, la promesa de derribar el programa de Obama ha sido uno de los temas que más ha mencionado el republicano.

4. Pese a importantes victorias, sus derrotas legislativas

Aunque bajo el mandato de Obama se consiguieron importantes victorias en el ala legislativa, Obama enfrentó desde el los primeros momentos de su gestión una férrea oposición del Partido Republicano en el Congreso. La administración Obama será recordada por sus insistentes intentos por cerrar la prisión de Guantánamo y promulgar el control de armas, iniciativas que el Congreso, de mayoría republicana, bloqueó con éxito. "Es uno de mis pocos remordimientos sobre mi presidencia, que el rencor y la sospecha entre los partidos ha empeorado en vez de mejorado", dijo Obama en su último discurso sobre el Estado de Unión.

5. Preocupación por la ecología y el clima

La agenda de Obama estuvo copada por un más que destacable intento por cambiar la políticas y la percepción ambientalista. Para el cierre de su gestión, Obama dedicó grandes esfuerzos a derrumbar el escepticismo climático que la administración de Bush había cobijado. Para lograrlo Obama centró la recta final de su gestión en una oleada de intentos legislativos en materia ambientalista, protección marina y de ecosistemas, freno a las emisiones de carbono y relanzamiento de las energías renovables. Obama intentó de todo para incluir el ambientalismo en la mente de la clase política y aceleró la ratificación del Acuerdo Climático de París. Otro de los logros de Obama se puede ver reducido a buenos intentos con la llegada de sucesor que pone en duda la durabilidad de ese legado.

6. Restablecimiento de relaciones con Cuba y AL

Obama se puede colgar la medalla del restablecimiento de relaciones con Cuba. Tras más de medio siglo en que las naciones vecinas se encontraron enfrentadas por posturas ideológicas y castigos económicos, los acuerdos del presidente Obama no sólo restablecieron las relaciones diplomáticas entre ambos países, sino que abrieron las puertas a la reanudación de relaciones comerciales. Pero desde el inicio de su gestión Obama estuvo envuelto en una serie de acciones que sorprendieron a propios y extraños. El clima no era el idóneo y los líderes de izquierda latinoamericanos habían reavivado los recuerdos de "imperialismo yanqui". Poco antes de cumplir 100 días en el poder, Obama anunció, en la Cumbre de las Américas, ante los líderes latinoamericanos que Estados Unidos había cambiado. Se saludó de mano con Hugo Chávez, se reunió con el nicaragüense Daniel Ortega. Obama aludió "errores" en el golpe que instaló al dictador Augusto Pinochet en Chile, publicó documentos sobre la participación de Washington en la guerra sucia en Argentina y, por supuesto, visitó La Habana.

7. Golpes al terrorismo

El 2 de mayo del 2011 Obama ayudaría a aliviar el sentimiento de ira, enojo y frustración que acarreaba la nación desde los atentados del 9 de septiembre del 2001. "Esta noche puedo anunciar al pueblo estadounidense y al mundo que Estados Unidos ha dirigido una operación que ha causado la muerte de Osama bin Laden", dijo Obama a la nación. Ese día, el Presidente de Estados Unidos relataba a su país y al mundo como en una operación de inteligencia y de las fuerzas especiales, habían acorralado a uno de los terroristas más buscados en el mundo y, ahí, le dieron fin. A partir de ese momento la administración de Obama persiguió a las células de Al Qaeda por Pakistán y Afganistán con su polémica estrategia de drones y ataques en la lucha contra el terrorismo diezmando las fuerzas terroristas en esa región.

8. Su negociaciones con Irán

Obama negoció de manera secreta un relanzamiento de relaciones con Irán. Esto implicaba una estrategia completamente diferente a las otras que incluyeron más de dos décadas, de sanciones y acciones encubiertas para impedir que Irán obtuviera un arma nuclear. Esa maniobra de conciliación concluyó con un acuerdo que hizo que Irán detuviera su carrera hacia el arma nuclear a cambio de un alivio en las sanciones y una mayor legitimidad internacional. Dicho pacto tuvo consecuencias con las relaciones de Estados Unidos en la región, ya que debilitó las relaciones con los enemigos de Irán, Israel y Arabia Saudita, pero impidió una carrera armamentista en Medio Oriente y desactivó las tensiones entre Irán y Estados Unidos encendidas desde la revolución islámica de 1979.

9. Estrategia en Siria

Obama enfrentó durante todo su mandato una dura prueba en su política exterior con la explosión de conflicto en Siria. Obama llegó a la presidencia con la promesa de no iniciar ninguna conflicto armado nuevo. Obama se mantuvo dentro de los lineamientos de sus promesas, incluso cuando Bachar Al Assad desafió la línea roja contra las armas químicas de Obama y mató a incontables miles de civiles, con el apoyo de las fuerzas rusas e iraníes. Siria estará en crisis durante los próximos años y los debates entre los que opinan que la postura de Obama estuvo bien y los críticos debatirán mucho tiempo las decisiones del Presidente de EU y hasta qué punto esa decisión permitió que el grupo yihadista Estado Islámico creciera, incentivó una migración que viajó hasta una inestable Europa y permitió que Rusia e Irán extendieran su influencia en la región.

Con información de AFP

rarl