El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi amenazó hoy con retirar el apoyo parlamentario de su partido al gobierno de Mario Monti, al que acusó de la recesión sin fin que afecta al país.

Furioso tras la condena a cuatro años de prisión que la víspera le impuso el Tribunal de Milán, que lo declaró culpable de fraude fiscal, Berlusconi aclaró que no se retirará de la política, pero que no pretende lanzarse nuevamente como candidato al gobierno.

En los próximos días evaluaré al lado de mis colaboradores la posibilidad de quitar el apoyo al gobierno , dijo en una rueda de prensa transmitida por la televisión desde la Villa Gernetto, de su propiedad, en la septentrional ciudad de Lesmo.

El gobierno de Monti se sostiene por el apoyo parlamentario del derechista Partido del Pueblo de la Libertad de Berlusconi, del centroizquierdista Partido Democrático y de la minoritaria Unión Democrática de Centro.

Previamente, ante los micrófonos de su televisora Mediaset, Il Cavaliere había anunciado su pretensión de retornar al campo (de la política) para reformar el sistema judicial, culpable de perseguirlo.

Por la tarde, acusó al gobierno de Monti de haber seguido la línea alemana y de llevar al país, que ya vive bajo una dictadura de la magistratura , a una espiral recesiva.

Los italianos viven bajo un régimen de extorsión fiscal que forma parte de un régimen de policía tributaria y viven con miedo de los impuestos elevados, de las operaciones de la Guardia de Finanzas (la policía fiscal), de este sistema violento con el que son tratados los contribuyentes , denunció.

Se debe poner fin a esta situación y ello se hace cambiando totalmente la política impuesta a Italia por la (canciller federal alemana Ángela) Merkel , sostuvo.

Acusó a Berlín de haber forzado al Consejo de jefes de gobierno (europeo) a tomar decisiones que yo no compartía .

Asimismo, responsabilizó a Merkel y al ex presidente francés Nicolas Sarkozy de un intento de asesinato contra su credibilidad.

Por otra parte, el ex primer ministro afirmó que el llamado proceso Ruby , en el que es acusado de concusión y prostitución de menor, es un procedimiento escandaloso basado en estupideces .

Berlusconi debió renunciar el 12 de noviembre de 2011 a su tercer gobierno, en medio del ataque especulativo de los mercados, que no le daban ninguna credibilidad para enfrentar la crisis, y de las presiones de Berlín y París, que presuntamente forzaron su caída.