En entrevista telefónica con Factor Capital Humano, Fernando Salgado, Secretario de Acción Política de la Confederación de Trabajadores de México, que cuenta con más de 700 sindicatos que representan a su vez más de 4 millones de trabajadores, destacó que la primera conclusión que se puede sacar de las elecciones del 1 de julio es la madurez de la democracia mexicana.

“Los mexicanos se expresaron de forma libre en una jornada electoral tranquila en todo el país. La gran participación están a la vista. Lo más importante es que los resultados sean confiables y que el país transite en la vía institucional”.

Para la Confederación de Trabajadores de México, las prioridades del nuevo gobierno liderado por Manuel López Obrador en material deben ser mejores salarios y creación de empleo.

Salgado afirmó: “Esperamos que se sigan creando más fuentes de empleo y siga llegando la inversión extranjera. Debe haber más facilidades para crear empresas. Pero ante todo, debe haber mecanismos que mejoren los salarios de los trabajadores, es algo que le hemos pedido a todos los candidatos, no solo al que apoyamos nosotros (José Antonio Meade).“

El sindicalista ve mayores posibilidades de generación de nuevos empleos en sectores con una fuerte vocación de exportación como el automotriz, el aéreo-espacial y el electrónico.

Estimular el mercado interior

A la vez, explica, y en esto coincide con el líder de Morena, es muy importante que el nuevo gobierno estimule el mercado interior. Mejores salarios para los trabajadores son una herramienta importante en esta estrategia.

El líder del CTM afirma que el gobierno que tomará posesión en diciembre podrá contar el apoyo de los trabajadores: “Los que han conseguido el voto popular para dirigir van a ser respaldados por el movimiento obrero en el marco institucional. Hacemos votos por que con mucha responsabilidad asuman ese nuevo papel que les toca cumplir para todos nosotros”.

Al ser preguntado cuáles son los retos de la central obrera en materia de democracia interna y representatividad, Fernando Salgado opina que son más bien temas que les corresponden a los propios trabajadores, según lo estipulado en los convenios internacionales:

“Son ellos quienes deben decidir cómo se organizan y eligen a quienes los representan. No debe ser materia de intromisión de ningún gobierno o de ninguna instancia que no tenga que ver con ellos. Los corresponde a los trabajadores decidir qué tipo de organización quieren que los represente ante el patrón y ante las instituciones encargadas de atenderlos como el seguro social”.

Fernando Delgado, Secretario de Ación Política de la CTM  Foto: Hugo Salazar

El dirigente del CTM no comparte la opinión de que la democracia interna y la representatividad de los sindicatos sea uno de sus mayores retos:

“Quizás los que lo ven todo desde fuera pueden pensar esto. Nosotros, quienes trabajamos con los trabajadores, opinamos que el principal reto es el salario. Al trabajador le importa cuánto ingresa en los bolsillos y cómo aumentar estos ingresos. ¿Aumentando la productividad, bajando impuestos, éstas sí son preguntas importantes”.

A la pregunta de si el CTM planea tomar iniciativas concretas sobre democracia interna, Fernando Delgado argumenta argumenta que ante todo, su organización respeta la libertad sindical de sus afiliadas:

“Partimos de un esquema fundamental que es la libertad sindical. Como central no podemos mandar en la forma de organización o de representación ni en las finanzas de nuestras afiliadas, por muy grandes o chicas que sean. No vamos a restringirlas ni dirigirlas”.