Guanajuato, Gto. Durante el periodo enero-marzo del año en curso, las entidades con mayor tasa de informalidad son Oaxaca (80.8%), Chiapas (79.9%), Guerrero (77.2%), Hidalgo (75.2%), y Puebla (72%).

Mientras que las entidades con menor tasa de informalidad, en el mismo periodo de referencia, son Nuevo León (35.3%), Chihuahua (35.4%), Coahuila (36.1%), Baja California (40.1%) y Baja California Sur (41.5%), detalla la información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El secretario del Trabajo y Desarrollo Social de Baja California Sur (BCS) Gustavo Hernández Vela Kakogui, destacó durante la Conferencia Nacional de Secretarios de Trabajo que se celebra en Guanajuato (Gto.) que la informalidad está entre los retos principales y permanentes del sector laboral.

Generar empleos duraderos

“Los principales retos laborales siempre seguirán siendo, al igual que para mis compañeros secretarios, el tema del empleo formal, seguir generando la posibilidad de que los buscadores de empleo continúen siempre con la posibilidad de mantenerse y entrar a un mercado formal a través de la capacitación, de la productividad, lo que genera siempre la competitividad” pronunció.

Destacó que BCS se ubica como el tercer estado con menor informalidad y que el año pasado la entidad se ubicó en el sexto lugar y ahora avanza al cuarto. Sin embargo, reconoció que combatir este indicador requiere una estrategia continua.

Generar empleos de larga durabilidad es una de las principales líneas de acción que la secretaría ha planteado a los empleadores y les ha conminado a registrar a sus trabajadores ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

A través de la Comisión Estatal de Productividad de BCS, el gobierno estatal plante ante los sectores empresariales las ventajas de que su fuerza laboral esté formalmente contratada y dada de alta ente organismos como el IMSS y como el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Infonacot).

Alianza permanente

“Es una alianza permanente, nosotros lo hacemos a través del Servicio Nacional del Empleo, tenemos una mesa permanente integrada por sectores fundamentales, el sector empresarial, empleadores, cámaras, sindicatos, los ayuntamientos, estado y federación” comentó.

Para el año en curso, BCS se ha forjado la meta de generar entre 18,000 y 19,000 nuevos empleos formales, indicador por arriba de los cerca de 15,000 empleos con que cerró el año anterior.

Contar con las capacidades y habilidades que demanda el empleador, son componentes necesarios para sumarse a la base productiva, refirió el secretario, al añadir que ser bilingües es un requisito indispensable para los trabajadores que desean sumarse a un mercado laboral dependiente del turismo extranjero. Hasta el 85 por ciento del trabajo que se genera en el estado depende del sector turismo.

Tlaxcala es otra de las entidades con alto índice de informalidad, con una tasa de 71.5 por ciento al primer trimestre del año. Sin embargo, gracias a la cercanía con Puebla, muchos tlaxcaltecas ven en el auge automotriz del vecino estado una oportunidad laboral.

En el Bajío, Guanajuato reporta una tasa de informalidad de 55.2 por ciento. Para esta entidad, así como para el resto del país, el principal reto laboral es lograr una mayor formalización del empleo, coincidió la subsecretaria del Trabajo y Previsión Social del estado, Libia Gómez Padilla.