Comer con los amigos, ir al cine y jugar dominó. Tomar una clase de pintura y, por qué no... salir a caminar un rato por el jardín antes de ir a la cama.

Los adultos mayores no sólo pueden disfrutar la vida como en su juventud sino que muchos de ellos lo hacen... y como reyes.

Si usted ya llegó a la tercera edad, tiene los ahorros de su vida, una buena pensión y quiere olvidarse de la responsabilidad que implica tener una casa propia, las residencias son ideales para usted.

La idea es que se quiten de todas las preocupaciones diarias: la comida, la limpieza, el pago de luz, agua, teléfono. Que entren y salgan cuando quieran porque esta es su casa , afirmó Patricia Álvarez, directora de Mercadotecnia de Residencia Villazul.

Una comunidad para el retiro es un desarrollo inmobiliario que puede consistir en suites, departamentos o casas independientes pero que son diseñados y ofertados únicamente a personas de 65 años en adelante, explicó Sandra Hendrix, directora de Comercialización de Coldwell Banker.

Aun cuando cada uno vive de forma independiente, comparten con otras personas algunos servicios como atención médica, limpieza, alimentación y actividades físicas. Todas las instalaciones son especiales, pues los inmuebles están equipados con barandales, mobiliario especial y -lo más importante -se respeta la libertad de las personas, coincidieron directivos de las residencias.

EL PRECIO DE LA TRANQUILIDAD

Los costos son tan variados como los lujos con los que la persona quiera vivir; pero según un sondeo realizado por El Economista, éstos van desde 20,000 hasta 40,000 pesos mensuales.

Existe un costo mensual base que incluye todos los servicios, pero éste va subiendo de acuerdo al grado de dependencia de la persona. La mensualidad puede aumentar hasta en 30,000 pesos explicó Maruz Haber, directora general de la Residencia Cedros del Líbano.

En otros lugares, el costo varía por el tamaño de la habitación: una suite sencilla puede costar cerca de 20,000 pesos y llegar hasta 37,000 pesos mensuales incluyendo alimentos, lavandería, teléfono, televisión por cable y estacionamiento.

Adicional a esto, en algunos lugares se cobra una cuota de inscripción que se paga una sola vez en la vida y puede ir desde 79,500 hasta 168,000 pesos.

LOS REQUISITOS

Para entrar a estos lugares es indispensable estar en completas facultades mentales y no tener enfermedades crónicas.

Les hacemos un estudio socio-económico y un examen médico, que es para evaluar el nivel de asistencia que requiere. No se puede ingresar requiriendo atención médica especializada 24 horas , explicó la directiva de Residencia Villazul.

Maruz Haber, de Cedros del Líbano, agregó que lo que hace la diferencia entre los asilos y las residencias es que la persona debe manifestar que por voluntad propia está ingresando al lugar.

ADIÓS A LAS PREOCUPACIONES

MEJOR UNA SUITE QUE UNA CASA

Este concepto comenzó con la construcción de casas independientes sólo ofertadas a un mercado adulto mayores; sin embargo, no prosperó dado que las personas tenían que preocuparse por muchas cosas de mantenimiento, explicó Alejandro Kuri, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios de la ciudad de México.

Sin embargo, ese modelo ha tenido mayor éxito entre personas extranjeras que vienen a vivir su retiro en México, explicó el también Vicepresidente de AKA Administraciones. Falta que este sector se desarrolle, pero ya hay oferta en el DF como son Residencia Magnolias, Le grand, Villazul, Residencia Cedros del Líbano, Residencia San Francisco y Cielito Lindo en San Miguel de Allende, Guanajuato. Pero en Querétaro y Chapala, Jalisco, también se están desarrollando algunos proyectos, expuso la especialista de Coldwell Banker.

EL PALACIO DE LA TERCERA EDAD

Cada casa tiene su propia oferta de servicios e instalaciones. A continuación se enlistan algunos en los que coinciden:

Atención médica

Instalaciones especiales

Área de computadoras

Biblioteca

Comedor general

Comedor para eventos privados

Capilla

Estacionamiento

Gimnasio

Sala de juegos

Sala de cine

Salón de belleza

[email protected]