En temas fiscales es necesario estar atentos a los requerimientos y trámites que piden las autoridades hacendarias para cumplir con las obligaciones como contribuyentes y evitar problemas que deriven en posteriores dolores de cabeza. 

Recientemente el Servicio de Administración Tributaria (SAT) publicó actualizaciones para que ahora los contribuyentes que necesiten actualizar o renovar su contraseña deberán de contar con su firma electrónica, también conocida como e.firma, para hacer este trámite.

La autoridad fiscal promulgó el pasado 5 de julio en el Diario Oficial de la Federación la Segunda Resolución de Modificaciones a la Resolución de la Miscelánea Fiscal 2021, en donde contempla los casos para la generación, actualización y renovación de la contraseña tanto para personas físicas como morales en donde estipula que se requiere de la firma electrónica vigente para modificarla.  

Estos cambios se pueden encontrar en la Modificación al Anexo 1-A de la Segunda Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2021 en la Quinta Versión Anticipada correspondiente a la parte de trámites fiscales.

Simón Díaz, director general de la plataforma contable El20.mx, explicó que previo a estos cambios, anteriormente los contribuyentes podían recuperar o cambiar su contraseña a través de la página del SAT solamente con su correo electrónico y sin tener que acudir a las oficinas del órgano fiscalizador.

“Ese es el cambio más significativo que hizo el SAT, ahora para recuperar la contraseña el contribuyente necesitará la e.firma, parece muy sencillo pero es muy significativo porque mucha gente no tiene este documento”, afirmó en entrevista. 

A decir del especialista, es importante tener actualizados esos archivos ya que serán de utilidad para cualquier tipo de trámite gubernamental, no sólo para la autoridad fiscal también para otras instituciones como el IMSS o el Infonavit.

Destacó que con estas modificaciones presentadas en la Miscelánea Fiscal, el SAT está empujando que los contribuyentes usen más este documento como una forma de validar su identidad, a la par de darle mayor peso para hacer otros trámites.

“Cada vez va a ser más indispensable utilizar la e.firma. Hay entidades de gobierno que cada vez la solicitan más para hacer los trámites, ya que sirve como una identificación oficial digital”, apuntó.

Díaz destacó que, al hacer una combinación de claves, el SAT no lo hace sólo por una cuestión de tramitología o burocracia, sino para resguardar y validar la identificación del contribuyente, a la par de brindarle más candados de seguridad y que no roben sus datos fiscales. 

“Se trata de una cuestión de identificación, de que la persona que realmente está haciendo los trámites es el contribuyente y el interesado, que no se trata de un robo de identidad”, explicó.

De acuerdo con el SAT, tanto la e.firma como la contraseña tienen la misma validez como una firma autógrafa, por ello la importancia de tenerlas actualizadas y contar con ellas. Aunque cada una tiene funciones diferentes, es importante que el contribuyente cuente con ambas.

En el caso de la contraseña no sólo se trata de una clave secreta definida por ocho caracteres alfanuméricos, es el mecanismo de acceso para ingresar a diferentes aplicaciones y servicios que brinda el portal de la autoridad hacendaria. Mientras que en el caso de la firma electrónica, es un documento cuya funcionalidad es rubricar documentos y solicitudes de forma digital como la presentación de las declaraciones mensuales o anuales. 

Consulte su vigencia

Un punto fundamental que el contribuyente debe verificar con las modificaciones hechas por las autoridades es la vigencia de su contraseña y su firma electrónica, ambas tienen un plazo de cuatro años una vez que fueron expedidas.

Al respecto, el especialista fiscal enfatizó la necesidad de revisar si ambas están actualizadas, si por ejemplo está por expirar su contraseña pero tiene vigente su e.firma no habrá problema para renovar la primera, pero si ésta última no la tiene o venció, tendrá que acudir a las oficinas del SAT para obtenerla.

“Si va a vencer la contraseña, será más fácil actualizarla o cambiarla de manera online a comparación de la firma electrónica en donde debe acudir a las oficinas del SAT”, explicó.

montserrat.galvan@eleconomista.mx