Comprar un automóvil es una decisión que debe pensarse bien y revisarse a cada detalle, y más cuando el vehículo en cuestión lleva varios kilómetros recorridos.

Adquirir un coche usado no sólo se trata de dejarse llevar por el exterior del mismo, realizar una prueba de manejo antes de la compra y pagar, es necesario revisar algunas características a fin de evitar dolores de cabeza.

Si en el corto plazo planea comprar un auto usado, es importante que revise la parte mecánica o si tuvo algún tipo de reparación, detalles que permiten identificar si es una buena inversión.

Alan Ortiz, director de Mercadotecnia de la comparadora Ahorraseguros.mx, explicó que entre las características a considerar por el comprador está el uso que le dará al vehículo, si busca uno grande o pequeño, y el presupuesto con el que cuenta.

“El comprador debe definir cuánto es lo que puede gastar en ese auto, para cuál le alcanza, si será una transacción de un solo pago o en varios y dónde lo compraría”, abundó.

El interior también cuenta

El especialista señaló que lo más importante a revisar es la parte interior de vehículo como el motor, frenos, caja de cambios, el radiador, escape, amortiguadores, la suspensión, el humo que emite, las luces y las llantas.

“Muchos clientes cometen el error de comprar un vehículo que aparentemente se ve bien, pero hay detalles que revelan el daño que tiene el motor”, advirtió.

Detalló que otro indicador que ayuda a saber si el coche cuenta con reparaciones mayores es la existencia de un decoloramiento o degradado en la pintura, ya que no corresponde el tono original con el acabado que tiene.

También el comprador se puede fijar en algunos golpes o rayones en cualquier parte, lo que puede devaluar el vehículo 10% más del valor de su precio.

“Es importante que al ver el vehículo haga preguntas al vendedor sobre los golpes, alguna falla que tenga”, enfatizó.

Afirmó que una de las ventajas de comprar este tipo de vehículos es su precio, ya que un auto nuevo tiene una devaluación de 30% al salir de la agencia.

Ortiz recomendó que los vehículos seminuevos o recientes menores a dos años, se puede dar, casi por hecho, que se encuentran en buenas condiciones.

Indicó que otra ventaja de este tipo de automóviles es que el comprador no tiene que estar amarrado a un crédito automotriz, ya que la mayoría de coches usados se pagan de contado, lo que permite ahorrar el pago de intereses.

Evite fraudes

Entre las desventajas de adquirir coches usados está ser víctima de un fraude o que tenga reporte de robo.

El directivo sugirió evitar lotes de automóviles usados, ya que en algunos de estos establecimientos ofertan autos robados, por lo que recomendó que lo mejor es comprárselo a un particular.

“Cuando lo compra en un lote de autos usados, se puede tratar de un fraude o de vehículos que participaron en hechos delictivos. Es más confiable comprárselo a un particular, incluso por el costo y puede darle mayor confianza al comprador”, aseguró.

El comprador puede verificar que no se trata de un coche con reporte de robo, con sólo ingresar el número de placas podrá comprobar la autenticidad y estatus legal del vehículo.

“Si no se hace una revisión exhaustiva de que coincida el número de motor, con el número de chasis y el número de motor que viene en la factura, y hacer una revisión en Repuve, al final se podría adquirir un vehículo robado o que participó en un delito”, advirtió.

Trámites y requisitos 

Como parte de los documentos que deberá solicitar al vendedor se encuentra la copia de la factura original del vehículo, la carta de compraventa; si es que el vehículo se vendió más veces, los comprobantes de verificación, refrendo y/o tenencia.

Deberá de notificar a la Secretaría de Movilidad un cambio de propietario dentro de los 15 días hábiles a la compra efectuada, dicho trámite tiene un costo de 317 pesos.

En caso de que desee cambiar las placas, tarjeta de circulación y calcomanía, deberá pagar los derechos correspondientes con un costo de 713.50 pesos.

Asegure su vehículo

Alberto Ventosa, CEO de Seguro x Kilómetro, explicó que pese a que el vehículo pueda considerarse como viejo, es importante que su coche cuente con una póliza y agregó que, como cualquier otro seguro, el cliente debe poner atención en los deducibles.

Enfatizó que sin importar si es un auto de segunda mano o uno nuevo, tendrá las mismas coberturas que cualquier otro, lo único que marcará la diferencia es el modelo y el año, lo que se reflejará en el costo de la póliza.

Indicó que la mayoría de las aseguradoras aceptan vehículos hasta con 15 años de antigüedad, tiempo máximo para cubrir por cualquier daño a un vehículo.