Hace unas semanas, la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) anunciaron nuevas medidas para la reestructuración de créditos para los clientes que vieron afectada su economía debido a la crisis generada por el Covid-19.

Dentro de esas acciones a favor de los usuarios, ambas instituciones señalaron que no habrá mayores afectaciones en el historial crediticio y que solamente se colocará una “marca suave” para no afectar en futuras solicitudes de crédito.

Aunque la noticia es positiva, especialistas consultados en la materia señalan que lo mejor es recuperar score en el historial crediticio para recobrar esa confianza ante las instituciones financieras y que se note que se tiene voluntad de pago pese a la complicada situación que se vive.

Wolfgang Erhardt, vocero de Buró de Crédito, invitó a los usuarios a que, en caso de requerirlo, aprovechen el segundo plan de apoyos que ofrecen las instituciones financieras para buscar un cambio en las condiciones del crédito como el plazo o la tasa de interés, esto con el objetivo de que no salgan tan afectados y se registren sus pagos puntuales en su historial.

“Es muy importante siempre mostrar voluntad de pago, aun cuando se tiene un problema financiero temporal, como lo que se vive por el Covid-19, eso es una señal muy positiva de responsabilidad del cliente de que, aunque su situación no le permita pagar como antes, si quiere y va a pagar el total de su deuda”, afirmó.

Aunado a esto, Erhardt precisó que si el cliente continúa con el pago puntual, seguirá con un buen historial crediticio, por lo que no se pondrá una clave en el reporte de crédito, pero si hay algún tipo de atraso y pide una reestructuración, se pondrá una clave RA, que significa una reestructura sin pago menor por programa institucional o gubernamental, incluyendo los apoyos a damnificados y contingencia sanitaria por Covid-19.

“Una vez que se reestructura, se puede continuar con un historial crediticio sano, pagando por lo menos el mínimo a tiempo con una mensualidad mucho más cómoda”, destacó.

Voluntad de pago, clave

Para el vocero de Buró de Crédito, el hecho de que el cliente adelante los pagos y liquide una deuda lo más pronto posible es una señal positiva. “Si se paga el total de la deuda, en 10 días máximo se actualizará en el historial crediticio”, dijo.

En tanto, Arturo Rosales, director de Finanzas de la plataforma inmobiliaria Homie.mx, recalcó que las instituciones toman en cuenta el carácter, voluntad y disposición de los usuarios para liquidar sus deudas, por lo que lo mejor es llegar a un buen acuerdo.

Explicó que, en teoría, cuando se solicita una reestructura, implica que el cliente no cumplió con lo que se firmó en un principio en el contrato, pero que dadas las condiciones actuales, las instituciones financieras públicas y privadas están aceptando esta situación extraordinaria para no afectar al cliente, y que pueda seguir solicitando créditos en el futuro.

“Si reestructuró su deuda y sigue pagando, no le restan tantos puntos, es una buena señal como deudor para que después le vuelvan a ofrecer un crédito”, afirmó.

Salga del bache

Para mejorar su historial y enviar un mensaje para recuperar la confianza por parte de las instituciones financieras, el directivo de Homie.mx indicó que la mejor forma de rehabilitar al deudor es pagando. Agregó que en caso de estar limitados en la parte de ingresos o si se ve reducido su sueldo, lo mejor es buscar alternativas para la entrada de dinero.

Otra manera de recuperar puntos en el score crediticio, dijo, es adelantar pagos, ya que mejorará los puntos, además de que envía un mensaje de que tiene voluntad para liquidar su adeudo.

montserrat.galvan@eleconomista.mx