Adquirir una deuda puede convertirse en una pesadilla para su bolsillo si no se cuenta con la asesoría y organización adecuadas. En este sentido, lo mejor siempre será que, antes de adquirir algún compromiso financiero, contemple si requiere de algún préstamo o crédito y sobre todo, si está en posibilidad de sostener dicho compromiso.

En caso de contar con algún adeudo por parte de una institución financiera relacionado con un crédito, préstamo o financiamiento es importante que, además de saber cuáles son las alternativas que tiene para liquidar su adeudo, conozca los requisitos que los despachos de cobranza deben tener a la hora de establecer comunicación con los deudores, ya que, aunque existen medidas que por ley deben respetarse, en algunas ocasiones éstas no se cumplen como debería ser, por lo que en caso de algún abuso, tiene la oportunidad de conocer y, de ser necesario, presentar alguna queja a este tipo de despachos.

Para ello, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) cuenta con una herramienta que le permite acceder a este tipo de información, así como recibir asesoría en la materia.

Se trata del Registro de Despachos de Cobranza (Redeco), una herramienta que de acuerdo con la Condusef “es un sistema electrónico que contiene información de los despachos de cobranza, quienes actúan como intermediarios entre la entidad financiera y el deudor, con el propósito de requerir extrajudicialmente el pago de la deuda, así como, negociar y reestructurar los créditos, préstamos o financiamientos.

El Redeco tiene la cualidad de brindar al público toda la información relativa a estos intermediarios, ello con el fin de que pueda contar con los elementos necesarios para evitar algún tipo de abuso o fraude por parte de éstos.

De acuerdo con la Condusef, las entidades financieras tienen la obligación de mostrar a los usuarios los datos correspondientes a los despachos externos con los que cuenta.

“A través de medios electrónicos y en sucursales, deberán tener a disposición de sus clientes los datos suficientes de identificación de los despachos que incluirán a terceros o representantes que realicen la cobranza de los créditos que otorguen, así como de aquellos que apoyen en las operaciones de negociación y reestructuración de créditos con sus clientes o con aquellas personas que por alguna razón sean deudores frente a las entidades”, refiere el portal de Internet de la comisión en el apartado del Redeco.

Para ello, añade que las mismas entidades deberán contar con toda la información actualizada, ésta va desde el nombre del despacho, dirección, teléfonos y nombres de los socios.

No baje la guardia

Es importante que tome en cuenta las atribuciones que estos despachos tienen, entre las que destacan el horario permitido para comunicarse o presentarse, éste es desde las 7 de la mañana a las 10 de la noche.

Por su parte, Sofía Sosa, experta en finanzas personales de Resuelve tu Deuda, indicó que los despachos de cobranza no pueden enviar escritos judiciales o hacerse pasar por un organismo jurisdiccional.

“Nadie puede ser encarcelado por una deuda de carácter civil con una institución crediticia como bancos y sofomes. Tampoco pueden embargarte, esto sólo sucedería si el embargo fuera ordenado por un juez, dentro de un procedimiento del cual el deudor debe ser notificado legalmente”, advirtió.

A su vez, la experta señaló que entre las acciones que sí pueden tomar estos intermediarios consiste en establecer un convenio que documente por escrito un acuerdo de pago, negociación o reestructuración de la deuda, en éste se debe indicar los términos y condiciones que permitan identificar la oferta, descuento, condonación o quita.

“Si la persona que está realizando la tarea de cobranza ofrece al deudor un acuerdo para que pague menos o cualquier otro trato, deberá estar por escrito para tener prueba de ello”, refirió.

Presente su queja

En caso de que requiera la información de un despacho de cobranza o presentar una queja, podrá realizarlo en el Redeco, donde antes de llevarla a cabo tendrá que leer el aviso de privacidad, posterior a ello llenará el formulario para la presentación de su queja, la Condusef refiere que es importante identificar a la entidad financiera con la que tiene o le dicen tener algún crédito, así como ubicar al despacho de cobranza que estableció contacto con usted.

Al finalizar el formulario será arrojado un número de folio que generará el sistema, consérvelo ya que podrá utilizarlo para consultar el estado de su queja.

¿Qué son los despachos de cobranza?

Son aquellas personas físicas o morales que actúan como intermediarios entre la entidad financiera y el deudor, con el propósito de requerir extrajudicialmente el pago de la deuda, así como negociar y reestructurar los créditos, préstamos o financiamientos.

jose.ortiz@eleconomista.mx