En ocasiones los nervios o la falta de preparación jugarán en nuestra contra si se busca tener una entrevista de trabajo exitosa, que pueda derivar en conseguir el puesto. El objetivo de la entrevista de trabajo es convencer al entrevistador de que uno se siente motivado y capacitado para el puesto de trabajo ofrecido, pero si fallamos en lo que en algunos casos se puede considerar como el paso más importante, la entrevista, se limitan las posibilidades de obtener ese puesto.

LISTA: 7 habilidades que te harán sufrir menos en tu trabajo

Todos los pasos anteriores en el proceso de selección de un empleador sirvieron para descartar a los candidatos menos idóneos para los puestos, por lo que sólo se quedarán para las entrevistas con los que tienen más potencial para desarrollar con éxito el puesto ofrecido.

Generalmente los entrevistadores buscan obtener información adicional que complemente la que ya se tiene sobre el candidato. No siempre se trata de contrastar lo escrito o de buscar encontrar una mentira del aspirante en el CV, pero sí es importante escuchar lo que tiene que decir y cómo lo dice.

LISTA: 10 frases que nunca le debes decir a tu jefe

Las recomendaciones para las entrevistas de trabajo varían desde dominar la situación en todo momento para mostrarse tranquilo y seguro de sí mismo, hasta todo lo que hay, y lo que no hay, que hacer. El punto de una entrevista de trabajo es que haya interacción entre los participantes de modo que ambos queden convencidos de que el empleo cumple las expectativas de las dos partes.

Pero, ¿cuáles son los errores más comunes que cometen los aspirantes? Estos son seis de ellos según la una de las consultoras más grandes del mundo, Deloitte:

1. Confundir la entrevista con un interrogatorio

La mayoría de los candidatos esperan ser interrogados. Un interrogatorio ocurre cuando una persona hace todas las preguntas y la otra da todas las respuestas. Una entrevista es una conversación de negocios en la que ambas partes preguntan y responden a las preguntas. Los candidatos que esperan ser interrogados evitan hacer preguntas, dejando al entrevistador en el papel de interrogador reacio. Por lo tanto, el consejo es ir a la entrevista preparada con preguntas.

2. No hacer preguntas

Es claro que una entrevista laboral está llegando a su fin cuando el entrevistador pregunta: ¿Tiene alguna pregunta para mí?" Responder "no" es quizás la peor respuesta, ya que indica que no se está interesado o no se está preparado, según Deloitte. Antes de cada entrevista, es importante preparase con una lista de cinco preguntas que se van a hacer.

LISTA: 10 preguntas que debes hacer en una entrevista de trabajo

3. Hacer parecer una debilidad como algo positivo

Los entrevistadores preguntan frecuentemente: "¿Cuáles son sus debilidades?" En general las reglas o los consejos que han trascendido indican que se debe tomar una debilidad, por ejemplo "soy perfeccionista", y convertirla en algo positivo. Pero los entrevistadores ya están abituados a esta práctica, así que en lugar de usarla, Deloitte recomienda resaltar una habilidad que se desea mejorar y describir lo que se hace para mejorar debido a que los entrevistadores están más interesados en ver cómo el candidato maneja esa pregunta, ya que les dice mucho.

4. Prepararse con información de la compañía pero no con la que respecta a sí mismo

Los candidatos preparados investigan la empresa o institución en la que serán entrevistados, pero la mayoría de los solicitantes de empleo no se toman el tiempo para prepararse para dar respuestas sobre sí mismos, previniéndose de respuestas concretas sobre su experiencia, conocimiento y habilidades. Elaborar una lista de logros ayuda a responder inmediatamente a cualquier pregunta sobre la experiencia. Se debe estar preparado para discutir cualquier parte de los antecedentes.

5. Dejar el teléfono móvil encendido

Podremos vivir en una sociedad que siempre está al alcance y disponible gracias a los teléfonos móviles, pero el que suenen durante una entrevista no es apropiado. Sugerencia, hay que apagarlo antes de llegar al lugar en donde se realizará la entrevista.

6. Esperar por una respuesta

Antes de terminar la entrevista, hay que indagar sobre los siguientes pasos o etapas en el proceso de contratación. Hacer esto permitirá planear los siguientes pasos como candidato a un puesto, como mandar un e-mail de agradecimiento al entrevistador seguido de algunas preguntas que pudieron surgir después de la entrevista.

rarl