Cuando una persona o pareja se preparan para recibir a un nuevo integrante en la familia, la planeación es clave para darle una calurosa bienvenida, pero también importa para el rubro financiero, no sólo para evitar un desequilibrio en su presupuesto, sino para -tocamos madera- prepararse ante cualquier complicación.

En este sentido, los seguros de gastos médicos mayores son un aliado de los futuros padres, dado que no sólo les ayudan a mantenerse en buen estado de salud, sino que les apoyan al dar a luz y en momentos posteriores.

Gran parte de los seguros de gastos médicos mayores funge, a la vez, como una cobertura de maternidad mediante sus cláusulas, ya que otorgan apoyos económicos -y, en ocasiones, logísticos- en caso de que sus clientes estén próximos a ser padres.

El seguro de maternidad no existe como tal; es un apoyo económico que viene en la mayoría de los seguros de gastos médicos mayores (...) y cubre todos los gastos del parto o cesárea , explicó Eloy López, director de Previsión Financiera Integral.

Existen tres coberturas a las que la asegurada o su pequeño pueden acceder, dependiendo del alcance de la póliza que adquiera: gastos de maternidad, complicaciones de embarazo o del recién nacido.

Gastos por maternidad y complicaciones

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el gasto total de un parto va desde 22,868 hasta 50,499 pesos, lo cual dependerá del hospital o clínica donde se atienda y su tiempo de estancia, que puede ir de una a tres noches.

El monto requerido en labores de cesárea es un poco mayor, oscila entre 28,560 y 67,099 pesos, dependiendo de los mismos factores.

Por ello, si ya cuenta con un seguro de gastos médicos o piensa contratar uno con miras hacia la maternidad, es importante que primero defina qué tipo de atenciones son las que le gustaría que estuvieran a su disposición, para hacer un presupuesto y ver si son ideales para usted.

En el mercado existen varias sumas aseguradas para gastos por maternidad, que van desde 10,000 hasta 45,000 pesos, que dependerán, como mencionamos antes, del alcance de su seguro.

En la cobertura AXA Flex Plus pueden darle una suma asegurada de 15,000 o 25,000 pesos, e incluso una tercera opción, que cubre hasta 45,000 pesos si paga un poco más , explicó López.

Hay algunas aseguradoras, agregó el especialista, que no dan la opción de subir o bajar estos montos. Tal es el caso de GNP, en cuyos planes nacionales de gastos médicos mayores brindan una ayuda de 45,000 pesos.

Otras compañías que ofrecen estos beneficios son Allianz, Mapfre, MetLife, Atlas e Inbursa, que ofrecen coberturas para gastos por maternidad con montos que varían en función de la antigüedad del cliente, algunas con deducible y otras exentas de este pago, y en ocasiones también contemplan las atenciones por complicaciones durante el embarazo y labor de parto.

Es importante subrayar la importancia del tiempo que la persona tenga con su cobertura, dado que la mayoría de las aseguradoras pide que el usuario tenga un mínimo de 10 meses con su póliza contratada previos al nacimiento del pequeño.

Este periodo de 10 meses entre la contratación de la póliza y el parto se mantiene cuando se dan nacimientos prematuros, explicó el experto.

Asegurado desde pequeño

En caso de que considere contratar un seguro de gastos médicos buscando los beneficios de la cobertura de maternidad, el especialista sugirió tener una visión de mayor plazo, dado que además de la ayuda para parto, el bebé en la mayoría de las pólizas nace asegurado.

Si el bebé trajera alguna complicación la aseguradora ya lo acepta, por eso es importante la antigüedad. Mucha gente se confunde, porque una cosa son los gastos de maternidad y otra, la cobertura del bebé, también vean al largo plazo, no sólo contratar antes del parto y después cancelar .

Para que la compañía en turno contemple al pequeño como uno de sus asegurados, en algunos casos se requiere el pago de una prima (aunque, a decir de López, hay empresas que dan la primera renovación gratis desde el nacimiento del bebé), y también es requisito el plazo de 10 meses de contratación previo a la labor de parto o cesárea.

[email protected]