Alicia en el país de las maravillas es una de las obras más reconocidas de Lewis Carroll. En dicha obra existe un fragmento entre la conversación que tiene Alicia con el Gato Sonriente: “No quiero caminar entre locos”, dijo Alicia. “Oh, no puedes hacer nada”, le respondió el gato, “todos estamos locos aquí”.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es definida como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

En este sentido es importante que si actualmente considera que sus sentimientos y emociones no son las que presenta habitualmente, se acerque a los profesionales. Actualmente existen alternativas en línea, telefónicas y presenciales, algunas gratuitas, otras con cuotas de recuperación y otras con precios que van acorde a su bolsillo.

Tan sólo en México, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 32.5% de la población mayor de 12 años se ha sentido deprimido en algún momento de su vida.

El panorama se complica en el momento en que la persona busca ayuda profesional, ya que de acuerdo con la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), existen prejuicios y mitos sobre las personas que buscan terapia.

“Son muchas las personas que se niegan a solicitar terapia porque existen innumerables prejuicios y mitos que giran en torno de la figura del psicoterapeuta y la terapia psicológica”, indica.

Primeros signos

De acuerdo con Montserrat Rivera Barrientos, asistente ejecutiva de la Coordinación de Centros de Formación y Servicios Psicológicos de la UNAM, es importante que antes de tomar la decisión de acercarse con algún profesional en salud mental, el paciente tiene la oportunidad de acercarse a personas de confianza que le ayuden a superar un momento en el que considere que sus emociones se ven afectadas.

“Hay muchas cosas que pueden hacer antes de acercarse a un profesional, como actividades recreativas, compartirlo con sus familiares, tener patrones de alimentación y sueño adecuados, realizar actividades que les permita sentirse tranquilos”, comentó.

Agregó que “es importante detectar cuando las situaciones y capacidades para enfrentar los problemas cotidianos se hagan presentes, al detectarlo pueden acudir a redes de apoyo, o bien, tomar la opción de acudir directamente con un profesional”.

En este sentido, Rivera Barrientos dijo que el tema de salud mental no debe tomarse a la ligera, ya que se estima que estos padecimientos llegarán a ser causa de incapacidad en los próximos años.

“De acuerdo con la OMS, se calcula que para futuros años la depresión y ansiedad serán de las primeras causas de incapacidad en la población”, explicó.

Alternativas

En México, actualmente existen centros e institutos que ofrecen atención a la salud mental de manera gratuita, algunos ofrecen los servicios donde el paciente tendrá que pagar una cuota de recuperación de máximo 250 pesos, promedio.

“Cuando hablamos de programas para la atención de salud mental, éstos van desde los servicios profesionales privados, en cuanto a la UNAM existen programas donde pueden acudir de manera gratuita, desde programas de atención a distancia, con servicios en línea donde pueden atender directamente en este medio o bien son canalizados a los centros que coordina la facultad de psicología”, añadió.

La asistente ejecutiva en la UNAM, agregó que al día de hoy en las facultades de Psicología y Medicina de la universidad existen programas para el público en general donde se puede atender, ya sea en línea o telefónica, de manera individual o grupal.

Otras alternativas donde podrá acercarse es el Instituto Nacional de Psiquiatría, donde se realizará de manera previa una evaluación para determinar qué tipo de atención podrá recibir, en esta institución la cuota de recuperación dependerá de un estudio socioeconómico que será aplicado para determinar dicha tarifa.

Por otra parte, el servicio de Locatel, además de brindar servicios de atención a la ciudadanía, también le brinda atención psicológica las 24 horas del día, durante los 365 días del año.

Rivera Barrientos refirió que en el caso de las intervenciones individuales y grupales, las cuotas de recuperación varían, sin embargo el rango de precios que se maneja es el mismo.

Además, comentó que existen ocasiones en que los pacientes pueden ser referidos a otros centros donde se les brinda una atención más especializada.

“En el caso de niños y adolescentes referimos al Hospital Infantil Juan N. Navarro y ahí las cuotas también se basan en estudios socioeconómicos”, agrega.