Antes de solicitar un crédito o cualquier producto financiero, una de las principales recomendaciones es comparar qué institución ofrece las mejores condiciones respecto a la tasa de interés, CAT y comisiones, entre otros indicadores.

Para ayudar a los usuarios a tomar la mejor decisión, existen diferentes comparadores de crédito que permiten contrastar diversos datos entre las múltiples instituciones financieras que los ofrecen.

En la web, se encuentran los que ofrecen instituciones gubernamentales como el Banco de México y Condusef, los de entidades bancarias como Citibanamex o HSBC; o de algunas páginas especializadas en finanzas como Kardmatch, Rastreator.mx, Comparabien.mx y HelpMyCash.com.

Ante una oferta tan grande, variada y con tantas opciones por escoger, la duda es cuál es la mejor herramienta, la más certera o calificada para usarse antes de pedir un financiamiento, ya que se trata de conocer las características de cada uno y saber cuál conviene más utilizar.

En palabras de Juan Luis Ordaz, director de Educación Financiera de Citibanamex, este tipo de calculadoras tienen como principal objetivo ser una guía para los usuarios al momento de cotejar información sobre los servicios que ofrecen las instituciones financieras, y de esta forma tomar mejores decisiones.

¿Cuál conviene más?

Una característica de estas herramientas es que solicitan información general para ser usada, como los ingresos de los usuarios, si ya cuentan con algún plástico o financiamiento, o bien si tienen pensado algún producto en específico, esto para calcular a grandes rasgos cuál es la mejor opción para el interesado.

Y aunque todos tienen el mismo objetivo, en la práctica cada uno tiene particularidades que los diferencian, como puede ser aportar información más detallada o bien, arrojar información de pocas opciones.

Otra de las diferencias es que los comparadores que ofrecen las instituciones públicas cubren tarjetas de crédito, créditos hipotecarios, automotrices, personales y de nómina; mientras que los de tipo bancarios y de plataformas solamente se limitan a plásticos, por lo que puede complicar la búsqueda al cotejar otro tipo de financiamientos.

En el caso de los comparadores de instituciones de gobierno como Banxico o Condusef, están obligados a presentar al interesado los datos de todas las instituciones de crédito que existen.

Una ventaja de estos sitios es que la información que presentan es imparcial, no busca favorecer a ninguna empresa en específico; la desventaja es que solamente aparecen datos como la tasa de interés, el CAT, anualidad, línea de crédito pero no brinda más información sobre los beneficios que puede brindar cada tarjeta.

Mientras que los comparadores que ofrecen los bancos como Citibanamex o HSBC, la desventaja que tienen es que solamente comparan los productos que ellos mismos tienen, por lo que puede resultar un buen ejercicio si ya tiene pensado solicitar un plástico con dicha entidad o si ya cuenta con uno y contrastar cuál es el mejor.

En tanto, los que ofrecen plataformas como Kardmatch, Rastreator, Coru, Rankia, brindan datos sobre bancos, fintechs y tarjetas departamentales en donde comparan además de los datos obligatorios como la tasa de interés y CAT, también especifican más sobre las características de cada producto como los beneficios y descuentos que brindan. El único pero que se le podría poner es que no incluyen a otras entidades como sofomes, sofipos o uniones de crédito.

Mientras más oferta, mejor

Mientras más se compare y se contraste la información será mucho mejor, esto con la finalidad de tomar una decisión más acertada e informada.

Por ello, el directivo bancario recomendó que en la búsqueda de un financiamiento se pueden usar más de uno de estos comparadores para hacer una investigación mucho más a fondo, ahorrarle tiempo al usuario al estar buscando entre varias entidades y complementar datos que no aparezcan en alguna de estas herramientas online.

“Me parece que estos comparadores nos ayudan mucho, debemos de fijarnos en todas las variables. A veces en estas herramientas no aparece toda esta información que al final es determinante para escoger un producto a la medida”, afirmó  el director de Educación Financiera de Citibanamex.

Ordaz sugirió primero usar los comparadores oficiales y una vez hecha la búsqueda en estos sitios, consultar otros portales para terminar de revisar más a fondo los productos.

montserrat.galvan@eleconomista.mx