Iniciar nuestra vida financiera a través de un producto como una tarjeta de crédito no solamente nos beneficia para construir nuestro historial crediticio, también nos permite gozar de múltiples beneficios a través de estos plásticos.

Una tarjeta es una herramienta muy útil, no sólo para usar en las compras cotidianas, sino también como un medio para financiarnos.

En la actualidad, el mercado de tarjetas de crédito es muy amplio y para elegir bien nuestro primer plástico es necesario analizar bien las distintas ofertas que existen, así como las que mejor se adaptan a nuestras necesidades. Además, antes de adquirir un plástico existen algunos puntos que se deben revisar y conocer.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), elegir el crédito que mejor se adecúe a sus necesidades no es tan complicado. La clave está en hacerse las preguntas adecuadas.

La dependencia señala que lo primero es preguntarse para qué necesita la tarjeta. Si no piensa darle un uso específico a la tarjeta, como domiciliar pagos o aprovechar los meses sin intereses, lo mejor es no contratarla.

Elegir una tarjeta de crédito, como cualquier bien o servicio, también requiere de la evaluación de varios factores para tener la certeza de que vamos a contratar aquella que cubre mejor nuestras necesidades.

Aunque todas las tarjetas funcionan para lo mismo, cada una tiene características diferentes y adecuadas para cada usuario en particular, por lo que es recomendable comparar. El mercado ofrece cerca de 130 opciones considerando tarjetas bancarias y comerciales, entre las que tendrá la posibilidad de seleccionar una que se adapte a sus necesidades.

Joel Cortés, director de la plataforma digital especializada en medios de pago Kardmatch, indicó que cuando alguien recién se inicia en el crédito no tiene muchas alternativas a su disposición y debe ajustarse a las condiciones que establecen los emisores.

“Es importante que el usuario comprenda el funcionamiento básico de las tarjetas de crédito a través de diferentes plataformas especializadas o en comparadores de plásticos, y con ello evitar el pago de intereses limitándose a plazos a través de los meses sin intereses”, aseguró.

Revise el CAT y las comisiones

De acuerdo con la Condusef, un dato fundamental antes de contratar cualquier plástico es revisar su Costo Anual Total (CAT).

Este indicador sirve para comparar los costos de los diferentes créditos o préstamos ofrecidos por los bancos, además de ayudar a comprender el costo real por el cual debe liquidar el préstamo.

El CAT está integrado por la tasa de interés que nos cobraría el banco, y por las comisiones adicionales, como la de apertura, seguros de vida o daños, pero dependerá del tipo de crédito que se contrate.

También debe analizar con detenimiento las comisiones que cada banco cobra en sus tarjetas. Entre las más comunes se encuentran la anualidad, que es el cobro que el banco solicita al cliente para mantener activa su tarjeta, y disposición de efectivo, un servicio que ofrecen las entidades financieras para que el usuario disponga de dinero en efectivo en cajeros automáticos.

Otras de las comisiones más comunes son la reposición en caso de robo o extravío y gastos de cobranza, cuando el usuario no cubrió el mínimo en la fecha límite y antes del siguiente corte.

De igual forma, antes de tramitar una tarjeta de crédito debe analizar las obligaciones y beneficios que genera cada plástico, como si necesita hacer compras mínimas al mes, si existen convenios con tiendas departamentales o si ofrecen compras sin intereses, para que así pueda seleccionar la más adecuada.

La Condusef señala que lo mejor es comparar hasta tres tipos de tarjetas, analizar a profundidad lo que cada banco y plástico ofrece, y no dejarse llevar por la primera opción.

Esta dependencia también cuenta con una herramienta que le ayuda a elegir el plástico más adecuado para usted. A través del Comparador de Tarjetas de Crédito, el cual le permite contrastar las comisiones, la tasa de interés, los beneficios y los seguros de las diferentes tarjetas de crédito.

Verifique promociones y ventajas

Si bien existe en el mercado una gran variedad de plásticos, existen algunos que ofrecen más beneficios que otros, como, por ejemplo, obtener puntos o descuentos por compras, beneficios en la compra de boletos de avión o viajes, o en algunas tiendas departamentales.

El director de Kardmatch recomendó que después de seis meses de buen uso con su plástico, y al contar con historial crediticio, lo mejor es evaluar otros productos y cambiar el plástico por uno que ofrezca mejores condiciones.

[email protected]