En un momento de crisis como el que actualmente se vive, es importante desarrollar la resiliencia financiera, una herramienta que permitirá adaptar nuestro bolsillo y finanzas ante momentos complicados, al mismo tiempo que permitirá tomar mejores decisiones.

Durante la segunda edición del MoneyFest, expertos en finanzas personales señalaron que las crisis son áreas de oportunidad, no solamente en el ámbito financiero, también en cuestiones profesionales y personales, lo que permitirá cuestionar y reinventarse.

Durante la ponencia Muerte, Caos y Destrucción. Cómo sobrevivir a la crisis, Sofía Macías, autora del libro Pequeño Cerdo Capitalista, relató que tras quedar desempleada durante la crisis financiera mundial del 2008, se replanteó completamente sus metas y objetivos.

Enfatizó que las crisis son detonadoras de oportunidades, que permiten salir de la zona de confort, tomar acciones diferentes a las que se realizan habitualmente, pero que también evidencian el estado de nuestras finanzas.

Señaló que lo más importante es hacer de la vida el producto más importante en su plan de negocios, analizar sus fortalezas y debilidades, y establecer metas reales de a dónde quiere llegar.

“Tu vida es la empresa más importante que vas a construir, si lo hace para otros proyectos económicos, ¿por qué no mejor para el tuyo?”, cuestionó.

La especialista compartió que como parte del plan de negocios no precisamente tiene que relacionarse con su profesión, sino también una actividad alternativa que le guste realizar.

De igual forma, indicó que otra herramienta es tomar perspectiva de las cosas, plantearse nuevos retos, lo que permitirá estar preparado para otras crisis, además de que éstas no son para siempre.

Retomar el control

A su vez, la directora general del Museo Interactivo de Economía (Mide), Silvia Singer, señaló que esta crisis sanitaria detonó en otro tipo de crisis económica, social, personal, incluso psicológica, pero que en estos momentos en los que se puede caer en el desánimo, se debe tomar el control de las finanzas para evitar que afecte otras áreas de su vida.

“La crisis siempre trae una oportunidad, hay que planear”, afirmó.

Para la directora general del Mide, reinventarse personal y profesionalmente se logra a través de un objetivo claro de a dónde se quiere ir, ser realistas respecto a las metas u objetivos que se plantea, buscar alternativas y ser flexibles respecto a la meta a la que se quiere llegar, estar informados, no caer en los estereotipos del emprendedor, reflexionar con sus seres queridos para llegar al objetivo y administrar el tiempo para llegar a esa meta.

“Si ustedes aprenden a recorrer el camino de la toma de decisiones de acuerdo al pensamiento económico, se puede llegar a una buena solución con mayor certeza, establezco mis necesidades, mis deseos, ese proyecto que me imagine y planteo las alternativas que tengo para resolverlo”, afirmó.

Rumbo al 2021

La incertidumbre a nivel mundial es latente y quizá una de las dudas que más se plantea la gente es cómo le irá financieramente, por ello es un buen momento para retomar y reorganizar sus finanzas para que al llegar el 2021, éste lo reciba sin complicaciones y con un finanzas sanas o repuestas.

Generalmente cuando se acerca el final de año, las reuniones familiares, las fiestas, cenas e intercambiamos provocan un desbalance que cobra factura en la llamada cuesta de enero, sin embargo todo indica que este año será diferente, siendo una oportunidad para cambiar el rumbo de sus ingresos.

Alfonso Marcelo, director de Finformado, detalló que al organizar su aguinaldo éste se destine a prioridades como el pago de deudas, la creación de un fondo de emergencias y también para objetivos a largo plazo, como lo es el ahorro para el retiro.

Esto, dijo, no quiere decir que lo exente de darse un lujo u obsequio, pero sí es necesario saber cómo destinar el dinero que recibe al final del año.

finanzas.personales@eleconomista.mx