Las nuevas generaciones vienen acompañadas de avances tecnológicos que antes se creían imposibles, incluso su estilo de vida ha cambiado en comparación con otras. Entre esos cambios se encuentran sus proyectos a largo plazo, entre los que destaca la búsqueda de un hogar, ya sea porque adquieren compromisos económicos y afectivos a una edad más avanzada o simplemente porque tienen una rutina itinerante que les impide establecerse en un solo sitio.

Hay que añadir que los ingresos que perciben estas generaciones también son un factor que impide que puedan adquirir una vivienda.

A decir de Jordi Greenham, CEO de Homie, el tema de los costos de compra es el principal motivo por el que las personas optan por escoger el esquema de modelo de vivienda en renta.

“En el tema relacionado con los costos de compra, una parte influye, y es la que se ve más acentuada, en que las nuevas generaciones tienen salarios que no les permiten revaluar sus posibilidades de comprar un inmueble”, dijo.

De acuerdo con el directivo, otro factor que ha mermado el mercado de vivienda en venta es lo relacionado al pago de un enganche.

“Este factor también es importante, por ejemplo, en México el anticipo que se tiene que dar es de casi 30%, aunado a los bajos ingresos que perciben las nuevas generaciones es poco probable que puedan solventar este gasto (...) Se suman las tasas de los créditos hipotecarios, por lo que se vuelve imposible”, expuso.

Otra de las dificultades que afrontan las personas que buscan una vivienda es que se encuentran con una mayor demanda respecto a la oferta que se tiene en el mercado y, según el CEO de Homie, en la Ciudad de México es donde más se resiente este problema, además de los elevados costos, lo cual permitió posicionarse al esquema de vivienda en renta.

De acuerdo con Mariano Balcarce, director de Desarrollo de Negocios de Vivanuncios, en su  encuesta Millennials Mexicanos y Vivienda, ¿Qué buscan y Cómo Quieren Vivir?, las nuevas generaciones presentan dificultades económicas al momento de querer instalar su patrimonio, en donde 55% de los encuestados  no cuenta con los recursos para comprar una vivienda.

La encuesta también arrojó que 21% de los Millennials prefiere rentar un departamento.

“En todo el mundo estamos en el nivel histórico más bajo de propiedad de vivienda. No debemos olvidarnos de que a los 22 años es cuando con suerte se entra al mundo laboral, además, en el 2008 tuvimos una recesión económica global, por lo que la compra de una vivienda hoy se hace, en promedio, a los 35 años de edad”, mencionó el directivo de Vivanuncios.

A la baja

En los últimos años, el mercado de vivienda en venta presentó un decremento importante que trajo consigo un aumento en el modelo de renta. De acuerdo con la Encuesta Intercensal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) del 2015, la venta de casas cayó en 10.29%, mientras que el modelo de vivienda en renta presentó un incremento de 33.5 por ciento.

Movilidad

La misma encuesta del Inegi arrojó que 20.3% de la población que trabaja ocupa entre 30 minutos y una hora en el recorrido de sus hogares a sus centros de trabajo contra 25.7% que lo hace en 15 minutos como máximo, por lo que la movilidad también es uno de los motivos que orillan a las personas a rentar un departamento, e incluso la falta de vivienda en venta en zonas de trabajo complica que este mercado se levante.

“El principal factor que percibimos de estas generaciones cuando evalúan las opciones de vivienda en renta es la ubicación, las colonias con más plusvalía son las que de una u otra forma abrazan a los corredores de oficinas (...) cabe destacar que en esas zonas se tiene una presencia mínima de venta de hogares, predomina la de renta”, agregó Greenham.

Es importante enfatizar que otro motivo que obliga a las personas a elegir una vivienda bajo el modelo de renta es que su trabajo requiere que se desplacen de manera constante, lo que impide establecerse en un solo hogar.

El CEO de Homie mencionó que, ante esta situación, mientras menos se encuentren “anclados” a un lugar es mejor, ya que asegura que actualmente todo es más globalizado.

“En las grandes ciudades, como la Ciudad de México, se puede estar en un lado hoy y mañana en otro o también ir de un estado a otro por cuestiones laborales (...) este desplazamiento que tienen las personas las sujeta a elegir una vivienda en renta”, acotó.

Estrategias

Si bien el mercado de vivienda en venta presenta bajos niveles en el país, existen estrategias para revitalizar este mercado, que van desde incrementar la oferta hasta renovar los programas de crédito para las generaciones recientes que busquen adquirir un patrimonio a futuro.

“Los mercados cambian mucho (...) por lo que se requiere generar más oferta de vivienda para que se pueda satisfacer la alta demanda que existe en la ciudad, sobre todo en las ciudades o delegaciones más cotizadas”, explicó Jordi Greenham.

Respecto a la parte de los créditos que buscan refrescar a este mercado, el directivo explica que con esa medida se pretende ayudar a las personas que tengan dificultades para reunir la cantidad establecida para pagar el anticipo de la hipoteca.

“Pese a que existen productos para adquirir una vivienda, algunas personas ocupan esa inversión, que pueden destinar a un crédito, en otros aspectos (...) al reforzar los créditos que ayuden a las nuevas generaciones a tener ese anticipo, se presentaría un incremento en el mercado de venta”, refirió.

[email protected]