El cáncer es la primera causa de mortalidad a nivel mundial, se le atribuyen 7.6 millones de fallecimientos ocurridos en el 2008, aproximadamente 13% del total.

En México, por cada 100,000 habitantes hay 128 personas que padecen esta enfermedad y 77 de ellas mueren por esta causa cada año, según las cifras más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esto no sólo ha significado un nuevo motivo de preocupación para las familias debido a los elevados costos de los tratamientos, sino que ha abierto un área de oportunidad para las empresas aseguradoras que han lanzado al mercado un producto que lo protege ante este riesgo específico.

Una de las características de este seguro es que es indemnizatorio, eso quiere decir que, cuando se diagnostica cáncer, se paga 100% de la suma asegurada al cliente y éste decide cómo y en qué gastarlo.

La vigencia de esta póliza es anual y si durante los 12 meses apareciera un tumor en otra región del cuerpo, el cliente ya no podría reclamar una segunda suma asegurada.

Cuando se paga la suma estipulada en el contrato, ahí concluyen los beneficios de la póliza , explicó Miguel Ángel Suárez, responsable técnico de Accidentes y Enfermedades de Mapfre.

Lo anterior es una condición general entre las aseguradoras, pero sí existen otras que otorga una segunda indemnización en caso de detectarse, dentro de la vigencia de la póliza, otro cáncer sólo si se comprueba que el segundo padecimiento no tiene ninguna relación con el primero.

Sin embargo, es difícil que eso ocurra, ya que generalmente es un solo tipo de cáncer el que puede manifestarse en distintas partes del cuerpo, explicaron los expertos.

Si la persona continúa pagando la prima y no utiliza el seguro, puede renovarlo hasta los 69 años. El monto de la indemnización varía de acuerdo con cada aseguradora pero, en un sondeo realizado por El Economista, pueden ser de 200,000 pesos con primas de 1,110 pesos anuales hasta 500,000 pesos con primas de 5,600 pesos al año. En la experiencia de los especialistas, estas sumas aseguradas sí cubren en buena medida los gastos derivados de los tratamientos.

Sólo por concepto de cáncer, el año pasado GNP pagó 783 millones de pesos con un promedio de 186,000 pesos por cada caso, informó Rafael Martínez, subdirector de Oferta de Valor de GNP Seguros.

NO SE CONFÍE PORQUE HAY EXCLUSIONES

El requisito principal para contratar es no padecer cáncer ni SIDA, debido a que este último padecimiento podría tener cierta relación con el desarrollo de la enfermedad.

Además, la suma asegurada no se entregará en caso de presentar cáncer de piel ni cáncer cérvico uterino en la etapa uno in situ. Hay otras aseguradoras que no sólo excluyen esta variante, sino todo tipo de cáncer en su etapa inicial.

El cáncer in situ es un tumor en primera etapa perfectamente encapsulado que todavía no es maligno. El padecimiento en este estado no se cubre, ya que la enfermedad del cáncer no está totalmente declarada , así lo explicó Luz Sánchez, directora de Affinity de RSA Seguros.

Sin embargo, cuando el cáncer pasa a segunda etapa; es decir, que éste ya se convierte en un tumor maligno, entonces se entrega la indemnización sin problemas , agregó la ejecutiva.

Existe un periodo de espera de 90 días aproximadamente a partir de la firma del contrato, esto quiere decir que no se cubrirán enfermedades que se manifiesten durante ese tiempo.

Además, con este producto no se paga coaseguro ni deducible (como ocurre con los seguros de gastos médicos mayores), que es la cantidad adicional que se debe pagar como participación dentro del evento.

EN NÚMEROS

EL MÁS FRECUENTE, EL DE PULMÓN

Según datos de la OMS divulgados en el 2011, éstos son los principales tipos de cáncer que afectan a la población mexicana:

8,807 personas murieron en el 2008 por cáncer de pulmón.

6,751 defunciones hubo por cáncer de estómago.

6,153 muertes por cáncer en el hígado.

5,938 hombres por cáncer de próstata.

5,217 personas murieron por cáncer de mama.

5,061 mujeres fallecieron por cáncer cérvico uterino.

4,588 personas fallecieron por leucemia.

*El número de fallecimientos corresponden al año 2008, último año de actualización de las cifras.

Fuente: Globocan OMS.

CUÁNDO ES RECOMENDABLE CONTRATAR

Según los especialistas, estos son los casos en los que usted podría sacarle mayor provecho a esta póliza:

Si usted desea contar con una protección para financiar los gastos del cáncer, enfermedad considerada de alto impacto económico y psicológico.

Sirve también si usted tiene Seguridad Social pero quiere incrementar su protección para gastos no previstos cuando se diagnostica esta enfermedad.

Si cuenta con un seguro de gastos médicos mayores pero desea un plan adicional para financiar el monto erogado por gastos no cubiertos como deducible y coaseguro.

Si quiere utilizar la suma pagada para probar métodos o tratamientos alternativos.

Dado que no tiene que comprobar el destino de los recursos, puede utilizar el dinero para fines distintos a un tratamiento médico.

[email protected]