Un nuevo estudio del Capgemini Research Institute en París reveló que la preferencia del consumidor por conducir vehículos autónomos se podría duplicar en los próximos cinco años.

Sólo 25% de los consumidores preferiría manejar un vehículo autónomo para los próximos 12 meses, más de la mitad (52%) de los conductores dice que los vehículos autónomos serán su modo de transporte preferido para el 2024.

Estos hallazgos son parte del reporte denominado: El vehículo autónomo; perspectiva del consumidor, donde destacó la respuesta positiva de los consumidores.

La publicación sugiere que los posibles compradores ven un gran beneficio en los vehículos autónomos en términos de ahorro de combustible, con 73%; reducción de emisiones en 71%, y ahorro de tiempo en 50 por ciento.

Tal es el optimismo y anticipación, que 56% de los consumidores estaría dispuesto a pagar 20% más por un vehículo autónomo que por un automóvil tradicional.

Estos hallazgos dan un panorama acerca de posibles cambios en temas de movilidad porque los consumidores creen que los vehículos autónomos asumirán un papel más relevante en la vida diaria, al ir más allá del acto de conducir, también tendrán autonomía para hacer mandados y completar tareas.

Casi la mitad (49%) de los que respondieron al estudio expresó que se sentiría cómodo con vehículos autónomos haciendo un encargo a su nombre, por sí solos, y más de la mitad de los consumidores (54%) manifestó que confiaría en un vehículo autónomo para dejar o recoger a amigos y/o familiar por su propia cuenta.

De igual forma, 50% espera que los vehículos que conducen por sí mismos le ayuden a ahorrar tiempo para realizar otras actividades.