Por muchos años, empeñar alguna prenda ha sido la solución para miles de mexicanos quienes, de manera urgente, acuden a casas de empeño para obtener liquidez de manera inmediata y fácil para salir de algún apuro o emergencia.

Esta práctica es muy popular en nuestro país y es muy recurrida, principalmente, durante los primeros meses del año para hacer frente a la cuesta de enero.

Al acudir a este tipo de establecimientos, el usuario podría pensar que le prestarán el mismo monto, o un poco más, del artículo que dejará en prenda; sin embargo, puede ser que le presten mucho menos del precio que había imaginado.

¿Por qué en algunos artículos, como joyas o relojes, las casas de empeño pueden prestar un poco a comparación de otros como celulares o electrodomésticos?

Luis Enrique Padilla, director de Operaciones de Nacional Monte de Piedad, explicó que sin importar el tipo de artículo, éste se deprecia una vez que es adquirido, pero muchos usuarios no perciben que el valor de su objeto es menor y piensan que su precio es igual o mayor como cuando lo adquirieron.

Señaló que en las casas de empeño no sólo se valúa el valor o precio que tiene el objeto como tal, sino otros factores como el diseño, si está en buen estado, o alguna otra característica que le dé un valor agregado; mientras que en el caso de las joyas se revisan algunos detalles como el diseño, su estado de conservación, la hechura, por mencionar algunos.

Explicó que si se trata de un cliente que cuida sus prendas, éstas valdrán mucho más, debido a que el estado en el que se encuentran también ayudará a obtener un mayor préstamo.

“El estado es vital para calcular el valor de las prendas. A mayor desgaste, es menor el valor del artículo. Las prendas que llegan en buen estado, pero entendemos que cada pieza tiene un desgaste natural, porque hay personas que cuidan más sus cosas que otras, tienen derecho a recibir un mejor préstamo”, indicó.

Explicó que en el caso de los metales, si la prenda está personalizada, tendrá un menor valor que aquella tiene mejor estado de conservación o que no tiene grabados.

El directivo precisó que, desde hace algunos años, las casas de empeño no sólo se concentran en la prenda en sí, sino que valoran y evalúan el comportamiento de los clientes, por lo que un cliente que cumple puede recibir un préstamo de hasta 97% del valor de su prenda.

Recomendó que si el cliente va a solicitar un préstamo de este tipo, lo mejor es que lleve un objeto que se encuentre en las mejores condiciones para que le otorguen un mayor financiamiento.

¿Porque vale más la cadenita que mi celular?

Las joyas y alhajas son los objetos que más llevan a empeñar los mexicanos, la razón de por qué es sencilla: el valor del oro tiende a apreciarse a lo largo del tiempo.

El directivo detalló que el oro, y otro tipo de metales preciosos, tiene mayor valor que muchos otros artículos, mientras que en tema de tecnología, como los artículos electrónicos y eléctricos, avanzan a pasos agigantados, por ende, pierden su valor rápidamente.

No es lo mismo su valor que su precio

Luis Leirado, director general de la empresa de avalúos Tasvalúo, explicó que no es lo mismo el valor como tal del objeto y el precio en el que se puede vender, ya que una cosa es el valor implícito que tiene un determinado bien y otra cosa es el precio de la transacción que se realice en función de ese valor si se quiere comprar, vender o empeñar.

Indicó que en ocasiones el dueño piensa que su prenda tendrá un valor superior al mercado, cuando en realidad no siempre es así.

“El precio al final es la cantidad económica en la que se hace una transacción, en ese caso se debe de tener una idea del valor del objeto, tanto por parte del comprador como del vendedor”, aclaró.

Precisó que mientras más “únicos” y singulares sean los bienes, más valor y un mejor precio tenderá el artículo. “Conforme más singulares sean los bienes y menos producción en serie, es un elemento que se toma en cuenta al valorar otro tipo de bienes”.

Revise qué le conviene más

El director de Operaciones de Nacional Monte de Piedad recordó que antes de empeñar cualquier artículo, lo mejor es que comparen entre las diferentes casas de empeño y no se queden con la primera opción, que revisen el plazo a pagar, que comparen el préstamo que reciben en diferentes opciones de casas de empeño o instituciones de préstamo prendario, además de revisar la tasa de interés, así como el Costo Anual Total.

“Siempre es importante revisar quien les ofrece mayor préstamo, quien les ofrece las mejores condiciones, la tasa de interés y el plazo sobretodo, es bien importante revisar el CAT, algunos cobran custodia u otro tipo decomisiones, revisen todo lo que tienen que cobrar”, concluyó.

montserrat.galvan@eleconomista.mx