No hacer su declaración anual a tiempo tiene consecuencias monetarias, las cuales pueden darle un descalabro enorme a sus finanzas; sin embargo, no todo es dinero y hay más secuelas por este mal paso. Entérese de cuáles son.

Luis Alberto Placencia Alarcón, subprocurador de Asesoría y Defensa del Contribuyente de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), destacó que si incumple con esta obligación fiscal se puede enfrentar a dos escenarios, el primero sería en caso de que, pasado el 2 de mayo y sin recibir un requerimiento de la autoridad fiscal, usted cumpla con este ejercicio fiscal, en este caso será acreedor a una multa menores.

Además, la presentación extemporánea de su declaración anual trae como consecuencia, en caso de haber saldo a cargo, tener que pagar recargos sobre dicho monto, los cuales tienen una tasa aproximada de 1.3% mensual; además, tendrá que pagar el impuesto actualizado.

Un segundo escenario es en el que la autoridad fiscal haya detectado que no realizó su declaración y ya le envió un requerimiento sobre ésta. En este caso, usted sería acreedor a una multa mayor.

Cabe destacar que en este segundo escenario también tendrá que pagar los recargos por la demora en el pago del salgo a cargo que pueda resultar en su ejercicio fiscal.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que por cada una de las obligaciones no declaradas de manera espontánea dentro del plazo correspondiente, la multa va de 1,240 a 15,430 pesos.

Esta multa se imputa sólo en caso de que usted aún no haya tenido un requerimiento por parte de la autoridad.

En tanto que por cada obligación que tenga pendiente, al presentar una declaración, solicitud, aviso o constancia, fuera del plazo señalado en el requerimiento o por incumplimiento de dicho requerimiento, la multa a pagar puede ir de 1,240 a 30,850 pesos.

La mayor consecuencia es la multa que deberá pagar por no presentar las declaraciones por Internet estando obligado a ello; presentarlas fuera del plazo de los requerimientos de las autoridades fiscales o bien, simplemente no cumplir con lo que el SAT le pidió. Esta multa puede ir de 12,640 a 25,300 pesos.

Luis Placencia informó que el valor de la multa correspondiente se establece dependiendo del tipo de infractor que sea, es decir, si es la primera vez que no presenta su declaración o es un infractor reincidente (que no ha presentado dos o más ejercicios fiscales).

Cuando las personas tienen cargos a pagar como resultado de su declaración anual, el SAT les permite pagar dicho monto hasta en seis mensualidades. Este beneficio queda suspendido si su declaración es presentada a destiempo.

Sin materia prima

Si para llevar a cabo sus actividades profesionales usted está inscrito en el Padrón de Importadores, una sanción adicional es quedar impedido para realizar esta actividad.

Placencia Alarcón dijo que además de las multas correspondientes, Hacienda puede suspenderlo de dicho padrón.

Para entrar de nuevo tendrá que presentar su declaración, pagar los recargos y actualizaciones correspondientes y solicitar su reincorporación a éste , detalló.

Si esto ocurre, aproximadamente tendría que esperar alrededor de dos meses para poder estar dado de alta de nuevo en el padrón y continuar importando. Este tiempo es necesario, porque cuando usted queda suspendido es notificado; posteriormente, hay un plazo para presentar pruebas y desvirtuar la irregularidad (esto sólo lo podrá hacer con los documentos que confirmen que ya realizó su declaración anual); luego de esto, la autoridad tiene un plazo de 30 días para valorar y decidir si lo dan de alta nuevamente o no.

Puede quedar mal parado

En la actualidad, la tecnología ha permitido que todas sus actividades, obligaciones y la manera en que cumple e incumple con ellas estén ligadas; por lo que es posible que si usted no realiza este proceso fiscal, tenga dificultades para obtener futuros créditos.

Ello porque sus adeudos fiscales se envían a las sociedades de información crediticia y forman parte de su historial crediticio.

Luis Placencia recordó que si es un contribuyente cumplido tiene el derecho de pedir una Opinión Positiva del Cumplimiento de Obligaciones, la cual le sirve para efectuar otras obligaciones u operaciones.

Por ejemplo, si usted es un proveedor para el gobierno federal tiene que demostrarle al Estado que está al corriente de sus operaciones, para ello debe presentar el documento antes mencionado, de lo contrario usted no podrá realizar ningún contrato con el Estado.

Mayores consecuencias

Si no realiza sus declaraciones anuales, la autoridad fiscal sólo le va a hacer requerimientos en tres ocasiones, si hace caso omiso de ellos, Hacienda le puede determinar un crédito fiscal.

Asimismo, cuando usted presenta su ejercicio fiscal en tiempo y forma el SAT tiene derecho a solicitarle información adicional de ella hasta cinco años después; si usted no cumple con sus obligaciones, se amplía hasta a 10 años el tiempo que la autoridad puede solicitarle información para fiscalizarlo.

Evite todos estos dolores de cabeza, aún tiene ocho días para cumplir con sus obligaciones ante Hacienda; tome su tiempo para ordenar sus documentos y empezar el proceso, pero hágalo lo más pronto posible, pues recuerde que entre más se acerca la fecha final, más personas hay en el sitio, lo que complica un poco el funcionamiento del servicio.

claudia.cordova@eleconomista.mx