La generación millennial se caracteriza, entre otras cosas, por buscar la independencia en diferentes sentidos, ya sea en el trabajo, relaciones y dinero. Sin embargo, en México, más de la mitad (56%) afirmó que tiene deudas, lo cual dificulta su libertad financiera, informó Juan Pablo Zorrilla, director general de Resuelve tu Deuda.

De acuerdo con un sondeo realizado por la reparadora de crédito, se detalló que dos de cada 10 jóvenes que participaron en el ejercicio revelaron que no sólo adquirieron compromisos financieros que no han liquidado, sino que éstos superan 30% de sus ingresos, situación que los pone en grave riesgo de impago.

El directivo de la firma mexicana señaló que según la regla del 70-30, en donde 70% del salario cubre los gastos para subsistir y el resto se divide entre ahorro, entretenimiento y pago de deudas, destinar una cantidad cercana o superior a la tercera parte del ingreso para liquidar un adeudo no sólo limita el margen de maniobra ante una emergencia, sino que afectaría el pago de los gastos básicos.

“La independencia financiera es un estado de bienestar en donde se tienen los recursos suficientes para subsistir, se recupera el tiempo libre y se disfruta más de las actividades diarias, al eliminar la ansiedad económica. Los jóvenes que aún tienen deudas pendientes deben dirigir sus esfuerzos para administrarse mejor y alcanzar este control de sus recursos”, señaló Zorrilla.

Asimismo, a través de un comunicado, mencionó que una manera de evaluar la independencia financiera que se tiene es pensar cuánto tiempo se podría mantener nuestro estilo de vida si no tuviéramos el salario del próximo mes, de esa manera obtiene una perspectiva de cómo es el aprovechamiento de nuestros ingresos.

El directivo especificó que la deuda promedio de los Millennials que ingresaron al programa de Resuelve tu Deuda en el 2018, ronda los 98,000 pesos. Sin embargo, tomando en cuenta que buscar una solución al problema de impagos es parte del proceso para mejorar su situación económica, quienes se han acercado con los expertos ya dieron sus primeros pasos en la dirección correcta.

Inversión, herramienta poco usada

Por otro lado, hace poco se reveló que la mayoría de los jóvenes de esta generación sí cuenta con el hábito del ahorro, pero no invierten. Muestra de ello es que 64% de los encuestados afirmó que la parte de su presupuesto que no gastan, la mantienen intacta en su cuenta de débito.

Se detalló que opciones de ahorro con menor liquidez pero que podrían generar un beneficio económico a largo plazo tienen poca relevancia para los Millennials. Por ende, invertir y aportar a su administradora de fondos para el retiro (afore) sólo obtuvieron 12 y 1% de las preferencias, respectivamente.

Diego Paillés, director general de La Tasa, plataforma de préstamos de persona a persona, consideró que muchos no invierten por desconocimiento o miedo, ya que anteponen el riesgo a los beneficios y optan por dejar su dinero en medios ya conocidos.

Por su parte, el director de Resuelve tu Deuda enlistó una serie de recomendaciones para que cualquier persona pueda alcanzar su independencia financiera.

La primera es optimizar recursos; recuerda que para administrar nuestro dinero, primero hay que identificar todos nuestros ingresos y después reconocer en qué y cómo se utilizan. Posteriormente, agrupar los gastos en categorías y aplicar la regla del 70-30 para mantener las finanzas bajo control. De esta manera, podremos canalizar el dinero a las áreas que son importantes y disminuir el consumo en aquellas que no.

De igual manera, exhortó a los jóvenes a plantearse objetivos financieros claros, ya que contar con metas les ayudará a establecer una dirección y les dará un parámetro del tiempo y dinero necesario para cumplirlas. Por ejemplo, salir de vacaciones no requiere los mismos recursos que asegurar un retiro próspero. Considera invertir como una manera de incrementar tu dinero y adquiere el producto que mejor se adapte a la meta.

La tercera recomendación es tomar precauciones, toma en cuenta que los imprevistos ocurren y debemos estar preparados. Por ello, adquiere los productos necesarios que te ayuden a superar estos eventos sin poner en peligro tu bienestar financiero. Desde seguros, hasta un fondo de emergencia, ninguna medida está de más pero siempre busca que se adecuen a tus circunstancias económicas.

Asimismo, refirió que aunque existen obligaciones que se adquieren por un producto o servicio que impulsará nuestra economía, muchas veces son resultado de una mala administración económica. Por ello, es importante liquidarlas lo antes posible y, en caso de que éstas superen nuestra capacidad financiera, siempre se puede recurrir a la asesoría de expertos.

“La independencia financiera es una meta que se debe perseguir desde que uno comienza a ganar su dinero. Por ello, entendemos lo difícil que es tener deudas grandes y no contar con los recursos para liquidarlas. De ahí que nuestro objetivo sea apoyar a la gente para que supere esta situación y continúe impulsando su bienestar económico”, concluyó.