Para el nuevo ciclo escolar que iniciará el próximo 20 de agosto, es importante corroborar si la escuela cuenta con algún tipo de seguro y, de no ser así, adquirir uno contra accidentes personales que proteja a los menores durante su estancia en la escuela o trayectos.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, los accidentes son la principal causa de muerte para niños y jóvenes menores de 14 años, refirió la aseguradora Chubb.

En un comunicado, indicó que se estima que 84.2% de los menores de 14 años asiste a clases; en México, los menores de 15 años representan 28% de la población total, es decir, más de 33 millones.

Ejemplificó

Antes de inscribir a los niños en una escuela, “es recomendable preguntar si se cuenta con un seguro de accidentes personales escolares, cómo funciona y cuáles son las coberturas. Es muy importante tener todas las dudas resueltas antes de realizar cualquier trámite”, expuso la compañía.

La aseguradora añadió que, si un alumno resultara lesionado durante el recreo, sería mucho más difícil y costoso que en ese momento se buscaran soluciones apresuradas; en cambio, si se cuenta con una póliza que cubra estos casos, sólo se tiene que hacer una llamada o acudir directamente a un hospital o clínica contemplada con anterioridad para atender el imprevisto.

“Como en todos los seguros, lo ideal es no tener que recurrir a ellos, pero sí contar con la confianza de que están ahí”, indicó.

Chubb Seguros México afirmó que el seguro contra accidentes personales de escolares es un producto integral diseñado para dar protección y respaldo económico desde el primer momento en que se presente una eventualidad a los alumnos inscritos en las diferentes instituciones educativas.

Para las escuelas de cualquier nivel y tamaño, la mejor póliza del mercado será la que se ajuste mejor a sus necesidades, respaldada por una empresa aseguradora de reconocida solidez, con excelentes coberturas y tiempos de respuesta, destacó.

Cabe señalar que en el mercado este tipo de coberturas son ofrecidas por compañías como GNP, AXA Seguros, Mapfre y Banorte, entre otras.

Las autoridades recomiendan que al contratar estas coberturas el usuario revise detenidamente las exclusiones de la póliza, es decir, en qué casos resultará inválida.

Además, cerciórese de que la suma asegurada es a la medida de sus necesidades y si el pago de la compañía es directo u otorgado mediante cuotas.