El “Índice Anual del Amor de Mastercard”, creado a partir del análisis de las transacciones de crédito, débito y prepago a lo largo de las últimas tres temporadas de San Valentín (del 11 al 14 de febrero del 2015 al 2017), reveló que los consumidores continúan invirtiendo en experiencias más que en bienes materiales.

“Consentir a tu pareja el Día de San Valentín no está pasando de moda. Nuestros datos muestran que existe una clara tendencia hacia regalar una gran experiencia. El índice del amor de Mastercard —en su tercer año— destaca las tendencias globales y regionales para ofrecer a los comercios insights muy útiles sobre los hábitos de compras durante el periodo más romántico del año”, comentó José Luis de la Vega, vicepresidente de Marketing y Comunicación para América del Norte de Mastercard.

Asimismo, se identificó que la forma más popular de conquistar el corazón del ser amado es a través de su estómago, ya que ir a cenar ocupa el primer lugar con 40% del gasto y 75% de las transacciones en el 2017. En los países latinoamericanos estos porcentajes son aún más elevados: con 65% del gasto, y 78% de las transacciones en el mismo año.

El estudio analizó el comportamiento de los compradores en más de 200 territorios alrededor del mundo.

La investigación evidencia el incremento de la “economía de la experiencia”, ya que la felicidad viene de la creación de memorias duraderas —ideales para publicarse en redes sociales— en lugar de comprar bienes materiales.

“Llevarse a la pareja a una experiencia inolvidable de viaje también está en alza, con un incremento en transacciones de 23% en el 2017, representando 22% del gasto total. Los consumidores de Latinoamérica también siguen viajando para celebrar la fecha: los viajes representaron 23% del gasto total durante el periodo de San Valentín”, explicó Mastercard.

De manera inversa, el dinero gastado en obsequios tradicionales de San Valentín cayó 3%, aunque el número de transacciones subió en 14%, mostrando que las flores siguen siendo el símbolo del romance. De la misma manera, el gasto en joyería se vio reducido en 9%, pero las transacciones incrementaron en 10% (en comparación con el 2015). En América Latina, los datos son aún más importantes: el gasto de flores cayó en 50%, aunque las transacciones subieron en 28 por ciento.

Por otro lado, el estudio señaló que las compras en línea continúan marcando tendencia para el periodo de San Valentín con un importante incremento de 136% en el número de transacciones en línea del 2015 al 2017. En Latinoamérica, el comercio en línea avanza aún más rápido con un crecimiento de 327% en el periodo.

YA SE PLANEA EL GASTO

Por otro lado, el estudio indicó que las compras para San Valentín ya no se dejan para el último minuto: la mayoría de las compras (30%) se realizaron el 11 de febrero (48.8 millones de transacciones a nivel global, a lo largo de los últimos tres años); sin embargo, un poco más de un cuarto (27%) de todas las transacciones (entre febrero 11 y 14) se llevaron a cabo el mismo Día de San Valentín.