Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina; con el inicio de éstas, miles de jóvenes tendrán tiempo libre para realizar diferentes actividades, entre ellas buscar un empleo de verano, el cual aparte de ser retribuido monetariamente, significa adquirir experiencia profesional que le será gran ayuda en un futuro.

Una encuesta realizada el año pasado por OCCEducación reveló que 95% de los mexicanos consideró positivo iniciar la vida laboral siendo estudiante por los beneficios y las competencias que se obtienen en un mercado cada vez más competitivo.

“Integrar gente joven a las empresas tiene ventajas, ya que pueden aportar ideas nuevas, refrescar los procesos o ayudar a conectarse con audiencias más jóvenes. Además, las compañías pueden encontrar talento nuevo que haga match con la cultura organizacional y que tenga las competencias y habilidades requeridas. Asimismo, se pueden abrir vacantes de becarios o practicantes que apoyen en ciertas labores, mientras los trabajadores de planta toman sus vacaciones”, explicó la bolsa de trabajo online.

OCCMundial señaló que parte de los beneficios de que los jóvenes tengan un trabajo de verano es que son una forma de adquirir habilidades, incluyendo competencias básicas como servicio al cliente, comunicación oral y escrita, confianza en sí mismo y liderazgo.

Asimismo, los jóvenes podrán identificar las áreas de especialidad que les resulten más interesantes o más aptas de acuerdo con sus aptitudes, habilidades y competencias.

De igual manera aplicarán el conocimiento teórico aprendido en la escuela en situaciones laborales reales. Esta experiencia les dará fortaleza en las aulas y los hará más competitivos.

“(Tendrán la) oportunidad de construir un CV, ya que un empleo de verano puede mostrar a un reclutador la experiencia y conocimientos que tiene un joven en determinada industria o área de trabajo”, afirmó OCCMundial.

La bolsa de trabajo indicó que los sectores que más emplean a los jóvenes durante el verano son: salud, bienestar y esparcimiento, educación, manufactura, ingeniería, sistemas de tecnología de la información y en finanzas y seguros.

finanzaspersonales@eleconomista.mx