El Servicio de Administración Tributaria (SAT) recordó que no habrá sanciones para los jóvenes que no se inscriban al Registro Federal de Contribuyentes (RFC) en tanto no generen ingresos propios.

“La incorporación al RFC y, la obtención en conjunto de la e.firma, no implica que estén obligados a pagar contribuciones ni a presentar declaraciones, a menos que ya realicen alguna actividad económica”, expresó el organismo.

A partir del 2022, los jóvenes (o cualquier otra persona) estarán obligados a inscribirse al SAT, tal como lo establece la Miscelánea Fiscal 2022.

En su momento, la jefa del SAT, Raquel Buenrostro, comentó que con esta medida se busca proteger a los jóvenes de las empresas factureras, ya que descubrieron que estas les roban su identidad para integrarlos a nóminas o usar sus nombres para simular actos de comprobación.

El SAT aclaró que esta transición llevará “cierto tiempo”, por ello en ese lapso no habrá penalidades, ni multas, ni sanciones.

valores@eleconomista.mx