Las acciones colectivas pronto podrán aplicarse a todo el país, de acuerdo con información de Alconsumidor, el Congreso de Puebla ya las aprobó, por lo que sólo falta la aprobación de siete estados más.

Ya son 10 legislaturas locales, sólo faltan siete más y las acciones colectivas serán una realidad en México, que es junto con Haití el único país del continente americano que se ha negado a adoptar este mecanismo que ha servido para nivelar relaciones muy sesgadas en favor de proveedores inescrupulosos , consideró Daniel Gershenson fundador de Alconsumidor.

De acuerdo con información de la organización, cuando se llegue a la aprobación de 17 legislaturas locales, habrá que negociar la aprobación de ley que reglamente esta figura tal, es decir la Ley Secundaria que modificará al Artículo 17 constitucional.

Gershenson reconoció el trabajo de las Asociaciones Civiles activas en Puebla que trabajaron para conseguir las acciones colectivas.

Resaltó la participación de personajes como Antonieta Peregrina, activista, y Bernardo Hinojosa, delegado de Profeco en el estado, trabajaron incansablemente para lograrlo en términos que benefician al interés público destacó.

A nivel nacional

Actualmente los estados que cuentan con acciones colectivas son:

Tamaulipas, Oaxaca, Nuevo León, Sonora, Colima, Tlaxcala, Zacatecas, Veracruz y Guanajuato, además de Puebla que se acaba de incluir en la lista.

Los estados en los que se está trabajando para obtener acciones colectivas son Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Hidalgo, Morelos, Nayarit, San Luis Potosí y Tabasco.

A nivel internacional diversos países de América del Norte, Europa, Asia y África ya cuentan con la figura de acciones colectivas.

Vale recordar que en el mes de marzo se aprobó en la Cámara de Diputados la propuesta para modificar la Constitución en materia de acciones colectivas en México para que los consumidores obtengan mayor protección.

Esta propuesta inició desde principios del 2008, de mano de la organización Alconsumidor, que ha sido de las principales impulsoras de este movimiento.

Se promueven las acciones colectivas como una herramienta jurídica que permite a grupos afectados defender sus derechos en temas tales como medio ambiente, salud y consumo justo, sin mediación del gobierno , explican sus fundadores.

[email protected]