Las crisis económicas, los cambios en los sistemas de pensiones, los desarrollos tecnológicos, así como la aparición de nuevos productos y servicios financieros, están generando que la educación financiera sea cada vez más necesaria, y sus efectos se pueden potenciar si se empieza a adquirir desde temprana edad, indica Citibanamex.

En un comunicado, la entidad financiera recuerda que, según el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes 2015 (PISA, por su sigla en inglés), aquellos estudiantes que hablan con sus papás sobre temas de dinero y que poseen una cuenta bancaria tienden a tener mayores puntajes en la prueba de competencias financieras.

“Una bancarización temprana acompañada de una adecuada instrucción de los padres puede ser fundamental para un buen desempeño financiero en la edad adulta”, enfatiza la firma.

Ahora que se aproxima el inicio de un nuevo curso escolar, agrega, es muy recomendable promover con los hijos la familiarización con los servicios financieros mediante la apertura de una cuenta de ahorro o inversión para una mejor administración de sus gastos académicos.

“Actualmente existen diferentes productos accesibles con un monto de apertura que puede ser desde 1 peso, diferente Ganancia Anual Total (GAT), saldos mínimos para evitar pagar comisiones, entre otros”, indica.

Herramientas para fomentar buenos hábitos

Para fomentar estos temas con los niños, Citibanamex refiere que es indispensable que el pequeño conozca de dónde viene el dinero.

“Póngale tareas sencillas por las que reciba un pago, sin promover el trabajo infantil ni condicionar a un pago parte de sus obligaciones. Por ejemplo, podría lavar el coche y recibir una cantidad de dinero por ello”, ejemplificó.

Asimismo, se recomienda promover que ahorre en una alcancía, junto a la cual establezcan una meta de ahorro familiar que puede ser a corto (un mes), mediano (tres meses) o largo (seis meses) plazo.

Identificar los efectos que el ahorro puede lograr en familia también es importante, es decir, cómo el mejor aprovechamiento de los recursos se convierte en un ahorro en sus bolsillos.

“Esto se puede lograr pidiéndole que sea un agente ahorrador y vigile que en la casa y en la escuela se utilicen de manera responsable diferentes recursos como agua, papel y luz, entre otros”.

Aunado a esto, hacer ejercicios en los que comparen precios, calidad y servicio en algún juguete o material para la escuela le ayudará al pequeño a ver que en ocasiones puede variar el precio sólo por el empaque.

En este entorno también vale la pena hablar del ahorro de muy largo plazo, como aquel con el que tendrá que contar para su retiro, el cual es importante hacer desde la juventud.

“Usted puede tener muchas más ideas para trabajarlas con los niños, sea promotor de esta cultura y verá los grandes efectos que tendrán en su calidad de vida”, concluye Citibanamex.

[email protected]