Alquilar un inmueble para percibir ingresos extra de éste es una práctica recurrente, centralizada en la capital, principalmente por los precios, pero que no es la única opción en el país.

En este sentido, el portal inmobiliario Lamudi segmentó la oferta inmobiliaria en cinco regiones: centro, occidente, Bajío, norte y sur. En este sentido, las ciudades que mostraron un mayor crecimiento por región fueron, respectivamente, la Ciudad de México con un alza de 110% en los costos de alquiler, la mayor alza del país, mientras que Jalisco tuvo una variación en la media de precios de vivienda en renta poco más de 50%, en tanto que Querétaro tuvo un alza de 37%, Nuevo León de 40%, y Yucatán de 8 por ciento.

“Al mirar un poco más a detalle las rentas en estos cinco mercados, se reporta que en la Ciudad de México las rentas más bajas se encuentran en Azcapotzalco y Xochimilco, donde mensualmente se pagan 10,800 y 12,000 pesos, respectivamente”, explica la firma.

En Jalisco, donde la oferta de departamentos en renta es baja comparada con las otras regiones, Tlajomulco de Zúñiga y Tlaquepaque son las ciudades de la zona metropolitana de Guadalajara más accesibles, ya que se manejan rentas de 5,735 y 7,600 pesos.

Por su parte, en Querétaro, Huimilpan y Corregidora tienen rentas por debajo de 10,000 pesos; 6,000 pesos para Huimilpan, y para el caso de Corregidora, 9,730 pesos.

En tanto, en Nuevo León —que la plataforma considera el mercado inmobiliario más importante de la región norte— destaca que General Escobedo y Apodaca son los sitios donde la renta es más accesible, con precios de renta mensual promedio de 6,940 y 7,390 pesos, respectivamente.

Finalmente, al sureste de la República, Yucatán es el mercado líder y su principal ciudad, Mérida, tiene una de las rentas más accesibles, de 9,330 pesos, en promedio.