Pasarse un alto, hablar por teléfono mientras maneja, no llevar puesto el cinturón de seguridad o estacionarse en doble fila son infracciones de tránsito que ahora le costarán más en caso de que las cometa.

El Instituto de Estadística y Geografía (Inegi) publicó el pasado nueve de enero el nuevo valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que entrará en vigor a partir del próximo 1 de febrero.

La UMA es el referente económico con valor monetario para calcular el pago de obligaciones fiscales, tales como multas, créditos, impuestos, trámites gubernamentales o deducciones personales de los ciudadanos, tanto para leyes federales como locales.

La medida pasó de 80.60 del 2018 a 84.49 pesos. Además, la UMA mensual será de 2,568.50 pesos y la anual de 30,822 pesos. Este incremento se debe a los ajustes en el salario mínimo realizados en diciembre del 2018.

Por ello es que el costo de las multas se modificó, debido a que están calculadas en UMA, tal y como se considera en el reglamento de tránsito. Con la nueva actualización, las infracciones aumentaron 4.6% a comparación del 2018.

Si el automovilista no usa el cinturón de seguridad mientras conduce, la sanción costará de 422.45 pesos en el 2018, a 844.90 con la actualización.

En caso de que el conductor maneje en contraflujo de la vialidad, será acreedor a una multa que se elevó de 3,379.60 a 5,064.90 pesos; si se estaciona en doble fila, la sanción subió de 844.90 a 1,689.80 pesos.

Una de las infracciones más comunes que los automovilistas hacen es no respetar la luz roja de semáforo y seguirse. En esos casos, la multa pasó de 442.45 pesos a 844.90

Otra de las acciones muy comunes es usar el celular, ya sea para hablar o mandar mensajes al manejar. Si usted comete esta infracción, el nuevo costo de la sanción que tendrá que desembolsar será de entre 844.90 a 1,689.80 pesos.

En caso de que el automovilista conduzca sin tarjeta de circulación y sea detenido, la infracción a pagar se elevó de 1,689.80 pesos a 2,534 pesos; si no tiene licencia de conducir, la multa subió de 844.90 a 1,689.80 pesos.

Si el conductor maneja sin las placas de circulación, con la nueva actualización de las multas ésta aumentó y será de 1,689.80 pesos a 2,534 pesos.

Por la libre

Con el nuevo valor de la UMA, las multas en carreteras federales también se incrementaron.

Al salir a conducir en vías federales, los automóviles deben estar en óptimo estado físico y mecánico, para asegurar su operación y desempeño. De no ser así, la Policía Federal podría sancionarlo con una multa de entre 1,688 y 2,532 pesos.

La licencia de conducir, la tarjeta de circulación y el seguro del coche deben ser vigentes, ya que de existir anomalías, la nueva sanción será de entre 1,689 y 3,379 pesos.

En caso de transportar más personas de las que el automóvil puede llevar, la nueva sanción oscila entre 1,689 y 2,112.25 pesos.

Respecto al equipaje, debe estar acomodado en la zona de carga o del toldo y estar bien sujeto. Si se cae, tendrá que desembolsar entre 2,534.70 y 5,069.40 pesos. Si las maletas van dentro del automóvil, evite que obstruyan la visibilidad. De lo contrario, deberá pagar 2,112.25 pesos

Manejar por carretera sin tener abrochado el cinturón de seguridad o que los menores estén sentados en los asientos posteriores lo pueden hacer acreedor a una multa actualizada, que puede ir desde 1,689 hasta 2,112.25 pesos.

Si tira basura o cualquiera de los pasajeros del automóvil hace del baño en la carretera, será una sanción de entre 2,112.25 y 2,534 pesos.

Por conducir alcoholizado por una carretera federal la multa es de 16,898 pesos.

Si el usuario no respeta los límites de velocidad señalados, será sancionado entre 2,534.70 y 3,379.60 pesos. Si al manejar habla por teléfono o usa su celular, la multa será de entre 1,267.35 y 1,689.80 pesos.

En caso de que el conductor no utilice las direcciones para cambiar de carril, será sancionado con una cantidad de entre 1,689.80 y 2,112.25 pesos. Si va en el carril de izquierda y no permite dejar pasar a los demás conductores, se le impondrá una sanción de 3,379.60 pesos.

Evitar las mordidas

Javier Hernández, académico de UPIICSA y asesor de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, indicó que, ante el aumento económico en las sanciones de tránsito, las autoridades, tanto a nivel local como federal, deben capacitar a los agentes para evitar que incurran en actos de corrupción al momento de multar a los automovilistas.

Explicó que ante los nuevos costos en las multas, tanto ciudadanos como policías podrían incurrir en las llamadas mordidas para evitar poner la infracción, por lo que el gobierno debe implementar medidas para castigar a quien pretenda realizar este delito, así como mejorar los mecanismos para denunciar este tipo de actos de corrupción.

“Lo que no he visto es qué medidas tomará la autoridad para evitar que los policías de tránsito puedan caer en situaciones de corrupción. Con los nuevos costos, existe la posibilidad de que haya más de las denominadas mordidas. En ese caso, se debe estudiar qué sanciones se aplicarán, o los mecanismos para denunciar este tipo de delitos”, aseguró.

Insistió en que el aspecto fundamental de las multas, además de ser una medida recaudatoria para cualquier gobierno, es buscar inhibir conductas que puedan poner en riesgo a los ciudadanos.

El especialista consideró que más allá del aumento en las multas, las autoridades deben trabajar en una permanente campaña de difusión para evitar que los conductores las sigan cometiendo.

“El proceso fundamental al que tendría que someterse la autoridad es la difusión. Tendría que hacer una fuerte campaña para que cumplieran este espíritu de la ley, en términos de lo que se pretende, que es reducir este tipo de conductas viales. Los costos son altos, pero considero que si la autoridad quiere cumplir el objetivo tendría que preocuparse por una adecuada difusión”, señaló.

Agregó que varias de las infracciones no solamente tienen el componente monetario, sino también una repercusión directa en la licencia de conducir o en la tarjeta de circulación, por lo que debe reforzarse esa información para que el ciudadano sea consciente de este tipo de faltas.