Uno de los propósitos más comunes de muchos mexicanos al cerrar o iniciar el año es comprar un automóvil. Ya sea para la familia, ir al trabajo, para ayudar en su negocio o cualquiera que sea el motivo, miles de personas sueñan con el momento de por fin hacerse de su coche.

Una de las maneras más comunes de adquirir un vehículo es a través de un crédito automotriz, pero al igual que cualquier otro financiamiento, antes de contratarlo debe fijarse en algunos puntos para saber si realmente le conviene a su bolsillo ese préstamo.

Tasa de interés, comisiones asociadas, Costo Anual Total (CAT) e incluso los seguros vinculados con el financiamiento así como el modelo de coche, son algunos de los puntos que se deben revisar previo a la contratación de este compromiso financiero.

Antes de firmar un contrato de este tipo, lo primero es estar conscientes del compromiso que está por adquirir, ver si se tienen los ingresos para pagar la mensualidad del coche y hacer cuentas de cuánto se puede aportar de cuota mensual al crédito, afirmó Oscar Andrade, director de la financiera de autos OLX México.

En entrevista, explicó que además de revisar la tasa de interés, también es necesario considerar el enganche para el vehículo, las comisiones asociadas, así como el cobro de seguros.

En el caso de la tasa de interés, este indicador puede variar por distintas causas como que el enganche dado por el comprador, se es más alto o se contrata a un mayor plazo.

“Para quien quiera comprar a través de crédito en esta época, la primera recomendación es enfocarse en la liquidez propia del ingreso de la persona”, dijo.

Costos asociados

Al adquirir un vehículo vienen algunos costos asociados y gastos alrededor del financiamiento como una comisión de apertura o el costo de los seguros, como puede ser el de desempleo o vida, así como algunas cláusulas o beneficios que también pueden estar vinculados.

A lo que agregó: “puede ir viendo que cada uno de los costos asociados van sumando y encareciendo el financiamiento”.

Indicó que estos puntos también es importante compararlos, ya que al tener un costo y revisar quién le ofrece las mejores condiciones, puede ahorrarse unos pesos a la par de obtener el mejor servicio por un solo precio.

¿Primero el crédito o el auto?

Cuestionado si es primero revisar el tipo de préstamo o el coche por comprar, el experto señaló que van de la mano: tanto investigar las opciones de financiamiento así como decidirse por algún modelo en particular.

Otro punto fundamental es revisar el tipo de vehículo que se desea adquirir, ya que ante una amplia oferta de modelos y precios se debe buscar aquel que mejor se adapte a sus necesidades y su cartera; regularmente entre más espacio y componentes tenga el auto suele ser más costo.

Incluso, el experto recomendó platicar en familia para hacer una planeación de qué tipo de crédito conviene para comprar el vehículo que desea adquirir.

Tome en cuenta el enganche

El enganche también puede ser un factor determinante para el tipo de crédito de auto a solicitar. En palabras del director de OLX Autos, a mayor aportación a capital o a mayor enganche, las condiciones de crédito podrán ser más favorables.

“Si el cliente puede dar 20 o 25% de enganche y en seis meses tiene dinero, siempre podrá hacer aportaciones a capital para reducir sus cuotas mensuales o bien disminuir la deuda”, precisó.

montserrat.galvan@eleconomista.mx