Es mitad de quincena y se dirige a sacar dinero al cajero automático. Realiza la operación con normalidad y, casi al concluir, lee un mensaje en la pantalla que le pregunta si desea disponer de un adelanto de su siguiente quincena.

Aunque parezca tentador y pudiera ser una opción para salir de algún apuro o imprevisto, la realidad es que pedir un anticipo a su banco puede resultarle más caro, ya que se cobra un porcentaje alto de CAT y de comisión por apertura.

Además de que existen algunas limitantes para contratarlo, como tener buen historial crediticio y mantener cierta antigüedad en su empleo.

Jorge Jáuregui, director ejecutivo de Tarjetas de Crédito y Préstamos de HSBC México, explicó que el anticipo de nómina es un crédito para cualquier nominahabiente con el objetivo de adelantarle una cantidad parcial de su sueldo, por un periodo corto, con amortizaciones que son descontadas automáticamente del pago de sus siguientes sueldos.

La cantidad a prestar dependerá de cada banco, ya que algunos otorgan desde 100 hasta 6,000 de pesos.

Un dato a considerar es que, al tratarse de un crédito, el plazo para liquidarlo también varía de acuerdo con la institución, con periodos de entre uno a tres meses, tomando en cuenta la capacidad de pago del solicitante.

Antonio Artigues, director ejecutivo de Banca Particular de Santander, señaló que para solicitarlo, el cliente debe cumplir con algunos requisitos como tener una determinada antigüedad con la institución con la que desea tramitarlo,  no tener comprometido más de 60% de su ingreso mensual y que el ingreso mensual debe ser superior a 1,000 pesos.

Una ventaja de este producto es que, en algunos bancos, como Banorte, agrega un seguro de vida en caso de fallecimiento, de invalidez total o permanente.

¿Es lo mismo que un Crédito de Nómina?

La diferencia principal entre el anticipo de nómina y el crédito de nómina, precisó Jáuregui, es que este último se destina a cubrir necesidades de financiamiento de monto y plazo mayores con tasa de interés y pagos fijos a lo largo de la vigencia de dicho préstamo, mientras que el anticipo se trata de un instrumento destinado para que el trabajador cubra algunas eventualidades.

El directivo de Santander señaló que la principal característica de este anticipo de nómina es brindar liquidez al trabajador de manera anticipada.“Es una manera de dar liquidez al cliente sobre su propia nómina, anticipándole el pago de su quincena”.

Piden antigüedad o le prestan poco

Aunque se trata de un producto atractivo y si bien podría sacar de apuros a muchos trabajadores, cuenta con varias desventajas.

Antonio Artigues indicó que una de ellas a considerar es que el CAT es significativamente superior al de crédito de nómina.

Por ejemplo, BBVA cobra un CAT promedio de 73.1% por este producto; Bancoppel tiene un CAT de 252.8% sin IVA, si el pago es quincenal, y 86.1% sin IVA, si es mensual, y Banorte con 72.7% promedio sin IVA.

Otro inconveniente más es el monto a prestar, cantidad que depende de cada institución. Respecto a esto, el directivo de Santander dijo que si el anticipo está limitado a una mensualidad, es para evitar que el trabajador tenga la tentación de sobreendeudarse. Más que verlo como un recurso extra, debe verlo como un fondo de emergencia para una situación que lo amerite.

La antigüedad es un factor a considerar, pues si no cumple con el plazo requerido, su solicitud será rechazada. Por ejemplo, en Santander piden un tiempo mínimo de 24 meses, BBVA solicita seis meses y Afirme por lo menos dos depósitos de nómina.

En algunos casos, para acceder al anticipo podrá hacerlo directamente en el cajero automático de la institución en donde reciba su nómina, y en otros, puede tramitarlo en sucursal.

[email protected]