¿Qué tal anda en cuestión de impuestos? ¿Tiene todos los documentos en regla de sus declaraciones del 2006 y anteriores? ¿Tiene algún crédito fiscal? ¿Es contribuyente y tiene algún litigio con la autoridad tributaria? Si usted contestó positivamente a alguna de las preguntas anteriores, tal vez le interese saber a quién beneficia la amnistía anunciada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) recientemente.

En diciembre anterior, el Congreso de la Unión autorizó la condonación de créditos fiscales como parte de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2013.

El SAT informó que hay poco más de 1 millón 600,000 créditos fiscales susceptibles de cobro, que representan alrededor de 100,000 millones de pesos.

Para Felipe Domínguez, socio director fiscal y legal de la consultoría Moore Stephens Orozco Medina, la razón por la cual se tomó esta decisión es muy simple y válida: la autoridad necesita resultados. Cualquier contribuyente, cualquier comerciante, para incrementar sus ventas, pone ofertas en sus establecimientos y la autoridad fiscal lo puede hacer igualmente , comentó.

¿A QUIÉN BENEFICIA?

El especialista especificó las personas que se verán beneficiadas por esta amnistía. Beneficia a las personas que tienen un crédito fiscal fincado por la autoridad, es decir que ya salió un oficio del SAT de que tienen un crédito fiscal, que hay una omisión o que hubo accesorios, recargos o multas , comentó Felipe Domínguez.

El proceso a seguir es acudir ante el SAT, hacer la solicitud, esperar la revisión de la autoridad, que recalculen las cifras y que aprueben el proyecto de condonación.

Felipe Domínguez consideró que los contadores tienen muy buen tiempo para poner todo en orden y pedir la solicitud en abril, ya que los lineamientos de la amnistía deben ser publicados, por ley, a más tardar el 31 de marzo.

Requisitos

Para tener todo en orden y poder apegarse a este programa, es necesario hacer un expediente corporativo o personal que incluya:

  • Tener todos los documentos originales (corporativos o personales).
  • Tener la Firma Electrónica Avanzada.
  • Si no se tienen los originales, hay que sacar las copias certificadas necesarias.
  • Tener original del oficio donde se fincó el crédito fiscal.
  • Original de la notificación.
  • Citatorio.
  • Recurso por el cual se inició la defensa legal.

Recomendaciones

  1. Revisar la situación personal y decidir si le aplica y le conviene.
  2. Tener toda la documentación fiscal en orden.
  3. Revisar sus finanzas, porque lo que no se condone se tiene que pagar de inmediato.
  4. Esperar la publicación de los lineamientos el 31 de marzo.

El programa ofrece tres beneficios

El programa de amnistía fiscal forma parte de la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2013 y está dividido en tres sectores que se pueden apegar a él:

  1. A quienes tienen un crédito fiscal. Si lo generaron hasta el 31 de diciembre del 2006. Si lo combatieron a través de un medio de defensa y está en litigio, pueden desistirse de esta instancia. Su condonación puede ser de entre 80 y 100 por ciento.
  2. Accesorios. Para quienes tienen recargos y multas generadas entre el 2007 y el 2012. La exención puede ser de hasta 100%, pero el impuesto se debe pagar en una sola exhibición.
  3. Multas. La autoridad observa los incumplimientos, invita a negociar y puede condonar hasta 50 por ciento. La condición es aceptar todo lo que encontró el SAT y pagarlo o autocorregir la situación.

[email protected]