Si eres dueño de un automóvil, contar con un seguro de auto es fundamental, ya que puede ahorrarnos muchos problemas económicos, jurídicos y médicos. Un seguro de auto puede ser la diferencia entre endeudarte por años o hasta perder tu coche y librar un imprevisto sin mayor complicación. Cuando se trate de responsabilidad y daños a la nación, las consecuencias de notener seguro son realmente graves y trascienden de lo económico. Se debe pensar en el seguro como una inversion que lamentarás no haber hecho, si un desafortunado día sufres un siniestro.

Existen tres tipos de cobertura y cada una cubre algunas situaciones de siniestro, estos son:

a) Cobertura de responsabilidad civil o daños a terceros

Lo que no cubre: daños materiales propios, robo del automóvil.

Lo que sí cubre: daños a terceros, defensa juridical, gastos médicos a los ocupantes.

b) Cobertura limitada

Lo que no cubre: daños del auto propio.

Lo que sí cubre: robo total del auto, daños a terceros, asistencia legal, gastos médicos a los ocupantes, asistencia vial.

c) Cobertura amplia

Lo que sí cubre: daños materiales al auto, robo total del auto, daños a terceros, defense jurídica, gastos medicos a los ocupantes.

No importa con qué tipo de cobertura cuente tu seguro, hay situaciones en las que tendrás que hacerte responsable por los daños, ya que la aseguradora no cubrirá el costo de reparación o valor del automóvil.

Todas estas situaciones se especifican en las cláusulas de tu póliza, pero por si no las habías leído, aquí te presentamos una lista de estos casos.

1. Daños a propósito

Si tienes un arranque de coraje y decides chocar el coche de junto porque su conductor te cerró el paso, piénsalo dos veces porque tu seguro se deslindará de la responsabilidad y tendrás que pagar tus daños y los del coche ajeno.

2. Robo por parte de esposa, hijos o empleados

Si le prestas tu coche a tu esposa, hijos o a algún empleado y no te lo devuelven, no te molestes en llamar al seguro porque éste lo considera un abuso de confianza y se deslinda de la responsabilidad.

3. En daños a cristales el deducible incrementa de 5% a 20%

Si le cayó una piedra a tu parabrisas o algún vándalo lo estrella, el seguro se hará responsable de la reposición de éste, pero tendrás que pagar 20% de deducible.

4. Daños por obras viales

Cuando tu auto sufre un daño a causado por obras viales, como el golpe de una grúa o si alguna obra vial cae sobre tu auto, el daño deberá cubrirlo la empresa que esté a cargo de esa obrao el gobierno si es el caso.

5. Conducir en estado de ebriedad

Si no pasas una prueba de alcoholímetro, tu seguro se deslindará de la responsabilidad de tu siniestro.

6. Daños cuando te das a la fuga

Si chocaste contra otro auto o causaste daños a la nación o a algún civil y decidiste huir o no te detuviste en la escena del siniestro y después llamas a tu seguro para que pague los daños a tu auto, este no cubrirá el valor del golpe ni te brindará asistencia legal en caso de necesitarla.

7. Arrancones y carreras

Si utilizas tu coche para competir con otros autos en concursos de carreras o arrancones , definitivamente será bajo tu responsabilidad.

8. Exceso de personas transportadas

Si la capacidad de tu auto es para transportar 5 personas y deciden subirse 6, ¡cuidado! Porque perderás el derecho al pago

9. Robo de llantas

En general los seguros no cubren autopartes robadas, a menos que cuentes con una extension de póliza para estos casos. Pero en el caso de las llantas, los seguros de auto no se harán responsables de su reposición por robo en ningún caso.

10. Caída de árboles por tala o poda

Si la caída ocurre por fenómeno natural el daño sera cubierto, pero si ocurre por tala o poda cerca de tu auto, la empresa responsable del servicio deberá hacerse responsable por los gastos.

*Mariana Vergara es parte del equipo de Contenido Digital de ComparaGurú, firma especializada en comparación de precios.

mfh