Verum asignó calificación de “A-/M (e)” a un financiamiento bancario estructurado contratado en el 2015 por el municipio de Xicotepec, Puebla, con Interacciones, cuya perspectiva es Estable.

El monto del financiamiento contratado por el municipio es por hasta 70 millones de pesos, teniendo un plazo de 15 años, tasa de interés variable referenciada a la TIIE adicional a una sobretasa e incluye el pago de 180 amortizaciones de capital mensuales.

La fuente primaria de pago consiste en la afectación de 45.0% del Fondo General de Participaciones, correspondientes a Xicotepec, a través de un Fideicomiso Irrevocable de Administración y Fuente de Pago.

“La calificación del financiamiento bancario estructurado incorpora la calidad crediticia del municipio de Xicotepec, así como la fortaleza jurídico-financiera de la estructura y el comportamiento de la fuente de pago respecto a su cobertura del servicio de la deuda bajo los diferentes escenarios de estrés modelados por Verum”, explica la agencia en un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Verum identifica aforos (participaciones en garantía / servicio de la deuda mensual) y coberturas totales (participaciones en garantía más el Fondo de Reserva, entre el servicio de la deuda mensual) adecuados, así como una tendencia creciente conforme avanza la vida del crédito.

Xicotepec mantiene una calificación de largo plazo de “BBB-/M”, que se fundamenta “en una sobresaliente generación de ahorro interno durante el periodo de análisis, partiendo de una buena dinámica en sus ingresos fiscales ordinarios, aunque derivados principalmente por asignación de recursos federales, así como un adecuado control en sus pasivos no-bancarios y de corto plazo, que evidencian razonables niveles de liquidez y cobertura de disponibilidades”, señala.

Por su parte, la calificación se encuentra limitada por su débil estructura económica, que se refleja en una baja proporción de ingresos propios como porcentaje de los totales, aunado a la alta dependencia a los ingresos federales para cubrir sus necesidades de inversión en infraestructura social, así como incrementos constantes en el gasto corriente.

[email protected]