A fin de que las finanzas de Veracruz tengan menores presiones, la entidad logró un acuerdo de colaboración administrativa con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y se encuentra en vísperas de firmar un convenio de reconocimiento de adeudo y forma de pago con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En entrevista con El Economista, el secretario de Finanzas y Planeación de Veracruz, José Luis Lima Franco, explicó que el estado actualmente tiene un pasivo de adeudo por 32,000 millones de pesos con el gobierno federal, monto que ha aumentado por las multas, actualizaciones y recargos.

Sobre las razones de este endeudamiento, manifestó que se generó en mayor medida a partir de la administración de Javier Duarte, “no solamente no pagaron a proveedores, contratistas, municipios, tampoco le pagaron al mismo gobierno federal a través del SAT, a través del ISSSTE”.

“Había un descontrol de las finanzas estatales y recordemos que prácticamente se dejó de pagar todo, a los pensionados, a la nómina de los maestros; esto repercutió en que prácticamente la calificación del estado de Veracruz se fue por los suelos. Fue una mala administración que estamos pagando hoy en día”, reiteró.

Precisó que con el SAT se tiene un endeudamiento por 20,000 millones de pesos porque el gobierno estatal dejó de pagar la recaudación por el ISR y para saldar este monto, se logró un acuerdo de colaboración administrativa que busca pagar en este primer año 11,000 millones de pesos y para el 2021 se estarían saldando los 9,000 millones restantes.

“Es un tema que nos interesa saldar, porque al final del día la Federación puede retener participaciones de estos adeudos. Tenemos adeudos, cerca de 20,000 millones de ISR, que se dejó de pagar, que ya este año vamos a saldar cerca de 11,000 millones”, mencionó.

Lima Franco enunció que por este endeudamiento, a la entidad se le quitaban cerca de 1,000 millones de pesos en participaciones federales, mientras que los incentivos se centran en la liberación de recursos. “Con ellos vamos a poder mejorar el desarrollo de infraestructura pública, a mejorar la vida de los veracruzanos”.

Desarrollo de infraestructura

Mientras que la deuda que se tiene con el ISSSTE es fruto de no haber pagado las aportaciones de los trabajadores “que es lo más preocupante, aportaciones que el gobierno del estado en su momento le retuvo a los trabajadores y que no le entregó al ISSSTE, y que hoy en día ya va en un monto aproximado de 12,000 millones de pesos”.

“Con el tema del ISSSTE, corremos el mismo riesgo de que si no realizábamos este convenio teníamos el riesgo de que la Federación en corto plazo nos empiece a retener participaciones”, sentenció el secretario.

Ante ello, iniciaron pláticas la SHCP y el ISSSTE y como resultado entre mayo y junio se va a firmar un convenio de colaboración, el cual tiene como incentivo que se desarrolle infraestructura relacionada con el sector salud.

“La intención es firmar un convenio a 15 años, pagarlo con recurso estatal y regularizar las aportaciones de los trabajadores del estado, sanear esta parte de las finanzas que tenemos como adeudo hacia el ISSSTE. La intención, en este esfuerzo del gobierno del estado por sanear, por pagar estos 12,000 millones, es que se vean reflejados en que se puedan construir más hospitales”, dijo.

estados@eleconomista.mx