El gobernador Adán Augusto López Hernández suscribió con los alcaldes de Tabasco el convenio de coordinación para la ejecución del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), con el que transferirá a sus municipios obras por más de1,600 millones de pesos.  

“Esta inversión es un bálsamo que nos ayudará a reactivarnos y significa el lanzamiento de una etapa nueva en la vida política y económica estatal, la cual beneficiará con obra pública a todos los municipios”, remarcó y garantizó que en la ejecución de un amplio programa de infraestructura se dará prioridad a los constructores y prestadores de servicio del estado. 

El mandatario afirmó que de lo que se trata es que el trabajo coordinado del gobierno estatal y los ayuntamientos contribuya a vencer la pobreza y la desigualdad social, así como a reactivar la economía en una entidad donde, aseveró, más de la mitad de la población vive en situación de pobreza o en condiciones de precariedad.   

Ante diputados locales, funcionarios federales e integrantes del gabinete estatal, el jefe del Ejecutivo señaló que en la medida de que seamos capaces de articular los esfuerzos se podrán superar paulatinamente los rezagos sociales y subrayó que en el ejercicio de planeación estratégica se haya privilegiado la necesidad de las comunidades sobre los intereses políticos.  

En víspera de sus primeros 100 días de gobierno, López Hernández anunció el arranque del programa de infraestructura del gobierno estatal con una inversión del orden de los 1,200 millones de pesos, que incluye acciones de la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas, del Instituto Tabasqueño de Infraestructura Física Educativa y la Junta Estatal de Caminos.  

Distribuidor vial del Guayabal 

La primera etapa de proyectos como el del distribuidor vial del Guayabal, informó, requerirá una inversión adicional de 600 millones de pesos.    

“La Federación no presupuestó recursos para esta obra, pero sí nos entregó el proyecto y el derecho de vía liberada. La intención es que este mismo año iniciemos la primera etapa, para que en el 2020 podamos entregarlo terminado y en funcionamiento”, anticipó. 

En la firma de convenios de coordinación, convocada por la Secretaría de Bienestar, Sustentabilidad y Cambio Climático, a cargo de Mario Llergo Latournerie, el mandatario precisó que la materialización de estos mecanismos implica una inversión más de 368 millones de pesos, a través del FAIS, para acciones en materia de agua potable, drenaje, alcantarillado, caminos y electrificación en los 17 municipios.   

Dijo que en el programa de obra social convenido con los ayuntamientos se ve reflejada la atención a añejos reclamos de diversas comunidades del estado, al tiempo que dio a conocer que paralelamente se está afinando con los gobiernos municipales un Programa Emergente de Vivienda, que en una primera etapa dispondrá de 80 millones de pesos. 

Entre las principales acciones de infraestructura a efectuarse en el 2019, resaltó la construcción de una nueva planta potabilizadora en Centro; la liberación del tapón río arriba, por la compuerta del Macayo, para posibilitar que llegue a Villahermosa agua para consumo humano; la atención de la emergencia en Balancán, por el tapón del río Usumacinta; además de nuevas potabilizadoras en Macuspana y Cunduacán, la ampliación de la planta “El Mango” y el cambio de toma de la potabilizadora de Cárdenas.   

A nombres de los presidentes municipales, la alcaldesa de Nacajuca, Janicie Contreras García, resaltó que la firma de acuerdos representa un nuevo camino de trabajo colectivo y de desarrollo incluyente entre autoridades estatales y municipales.  

A su vez, Mario Llergo puntualizó que con la transferencia de los recursos del FAIS a los gobiernos municipales, se formaliza la puesta en marcha de obras y servicios públicos con alto contenido social en el afán de reducir las brechas de desigualdad social y favorecer a la población en situación de pobreza en comunidades de alta y muy alta marginación.