A pesar de que la economía de Tabasco se ubica en fase recesiva, el gobierno estatal apuesta por la industria de los hidrocarburos para detonar su desarrollo económico.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la actividad económica de la entidad cayó 10.6% a tasa anual en el periodo octubre-diciembre del 2018, resultado que significó la disminución más pronunciada desde que se tiene registro (2003), así como hilar 15 trimestres con variaciones negativas.

Este comportamiento negativo derivó de los bajos precios del petróleo, cuya tendencia a la baja comenzó a mediados del 2014 y aún no se recupera en su totalidad, así como del descenso de la producción de hidrocarburos, ya que 52.4% del Producto Interno Bruto de Tabasco corresponde a la minería petrolera.

En este contexto, el secretario de Bienestar, Sustentabilidad y Cambio Climático, Mario Rafael Llergo Latournerie en el estado, afirmó que el desarrollo de proyectos de infraestructura de la industria de los hidrocarburos en Tabasco, en relación con la refinería de Dos Bocas, abre amplias oportunidades para la proveeduría y servicios, que se traducirá en una importante derrama económica y generación de empleos.

Al inaugurar este miércoles el Primer Simposium de Contenido Nacional y Desarrollo de Proveedores del Sector Hidrocarburos, el funcionario destacó que para el gobierno estatal es importante generar las condiciones para el encadenamiento productivo entre las empresas locales y de la región, con las compañías del ramo energético y participar como abastecedoras de servicios e insumos.

“Se trata de que empresarias y empresarios de la zona conozcan y cumplan con los requisitos necesarios para sumarse de manera efectiva a los procesos de proveeduría”, aseguró.

Destacó que el simposium —que se desarrollará hasta este jueves— aportará una mayor vinculación entre Pemex, sus proveedores y las empresas locales.

“Tabasco reconoce la voluntad de las empresas que concurren al sector energía para operar con criterios de responsabilidad empresarial, al mostrar voluntad y compromiso para el desarrollo de proyectos comunitarios y ambientales, que permiten generar valor agregado, transferir tecnología”, enfatizó.

Segunda oportunidad

El subsecretario de Promoción y Atracción de Inversiones de la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad, Federico García Mallitz, sostuvo que Tabasco está llamado a ser el principal productor energético del país, por lo que el gobierno tiene que generar condiciones para vincular a las pequeñas y medianas empresas con las operadoras del sector.

“Se dice que en los años 70 fue el primer gran boom petrolero en Tabasco, y hoy por hoy no tenemos ese potencial energético que debimos haber aprovechado. Entonces, es una segunda oportunidad que tenemos como país, como estado”, puntualizó.

[email protected]