Querétaro se ubica dentro de los diez estados con un mayor número de defunciones ocasionadas por la influenza AH1N1, con un registro de siete del 1 al 23 de enero, según información de la Secretaría de Salud federal.

Las entidades federativas con más defunciones son Baja California, que reporta 21; el Distrito Federal y Jalisco, de 13 cada una; luego Hidalgo, con 12; San Luis Potosí, con 10; Aguascalientes, Estado de México y Michoacán, con nueve cada uno; Querétaro y Zacatecas con siete, cada uno; entre otros.

De acuerdo con el secretario de Salud del estado, Mario César García Feregrino, para Querétaro esa cifra de defunciones no representa un problema grave.

Destacó que la tasa de defunciones por el número total de habitantes es baja en comparación con las demás entidades federativas.

No hay un reporte a nivel mundial de que hoy en día exista una crisis en algún país por la influenza. Estamos ante un número esperado de casos, de la estación; en otros años (como en el 2009) sí fue muy notorio el incremento , refirió.

García Feregrino recordó que se han hecho cerca de 1,500 estudios, de los cuales resultaron 546 casos sospechosos y 36 casos positivos en lo que va del año, mismos que ya han sido atendidos.

La población vulnerable al brote de influenza, sostuvo, son los que tienen entre 35 y 55 años de edad y cuentan con alguna enfermedad como sobrepeso, diabetes e hipertensión.

A nivel nacional, hay detectados 1,517 casos confirmados y 135 defunciones, según la Secretaría de Salud federal.

VACUNACIÓN

Ante esta situación, el titular de la Secretaría de Salud estatal explicó que solicitarán más dosis de vacuna para extender el periodo de aplicación entre la población. Actualmente se han aplicado 300,000 vacunas.

Lo que vacunemos esta temporada nos va a servir para mitigar el rebrote que se da a principios de invierno este año. Vamos a ver cuántos nos quedan sin vacunar. Rondaremos entre 50,000 a 60,000 dosis más , sostuvo.

De la misma forma, agregó, ampliarán los puntos de vacunación durante esta semana.

Exhortó a la población a no automedicarse, puesto que se cuentan con dosis suficientes de Tamiflu, medicamento que se receta contra la influenza.

arlene.patino@eleconomista.mx