Durante abril, el primer mes completo de confinamiento y paro de actividades no esenciales en México, solamente seis entidades registraron aumentos anuales en su valor de producción del sector construcción: Campeche, Colima, Oaxaca, Tabasco, Aguascalientes y Sinaloa.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el primer lugar del país en crecimiento fue Campeche, con una tasa anual de 22.4% real en su nivel de producción del sector constructor.

El valor total de la entidad ascendió a 959 millones de pesos en el cuarto mes del 2020, monto del cual, 92.8% fue obra pública y 7.8%, privada. Ambos sectores contratantes de la construcción presentaron crecimientos importantes: 22.4% público y 131.9% privado.

Según información de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e Infraestructura del estado, las obras continuaron avanzando en el periodo de contingencia, en la medida en que los contratistas pueden trabajar y cumpliendo con las medidas sanitarias. Asimismo, las licitaciones se han realizado mediante procesos digitales, para seguir en marcha los procesos de ejecución.

Por tipo de obra, Campeche, por su vocación económica, apostó por los proyectos en petróleo y petroquímica, que se refiere a refinerías, plantas petroleras, oleoductos, gaseoductos y trabajos auxiliares, ya que concentraron 87.7% del valor producido en abril y, además, mostraron un incremento de 15.3 por ciento.

Otras ramas importantes fueron infraestructura en electricidad y telecomunicaciones (variación de 1,672.3%) y transporte y urbanización (131.7%); esta última corresponde a obras de transporte, carreteras, caminos, puentes, obras ferroviarias, infraestructura marítimo y fluvial y trabajos auxiliares.

Cabe recordar que 74.5% del Producto Interno Bruto del estado proviene de la minería petrolera; el segundo sector con mayor relevancia es la construcción, con una aportación de 5.8 por ciento.

En crecimiento del valor de la construcción durante abril, a Campeche le siguió Colima, con una tasa de 13.6% anual real. La producción estatal llegó a 498 millones de pesos, con 64.8% de obra pública y 35.2% de privada. En esta entidad la fuerza provino del sector privado, que aumentó 94.1%, mientras el público cayó 7.2 por ciento.

Los pilares fueron los agregados de otras construcciones, con un alza de 194.5% (instalaciones en edificaciones, montajes de estructuras y trabajos de albañilería y otras obras auxiliares); edificación, con 11.6% (vivienda, escuelas, hospitales, clínicas y edificios industriales, comerciales y de servicios), y transporte y urbanización, con 7.0 por ciento.

Oaxaca completa el podio

La tercera posición a nivel nacional fue para el estado de Oaxaca, al ascender 11.4% en el valor de la construcción. Sus 164 millones de pesos de producción se repartieron en 89.1% del sector privado y 10.9% del público; el primero subió 336.9% anual real y el segundo disminuyó 84.3 por ciento.

Este dinamismo provino, por tipo de obra, de transporte y urbanización (+282.5%) y edificación (+5.3 por ciento).

En cuarto lugar, se colocó Tabasco, con una variación anual de 9.1% de su valor de la construcción, que fue de 411 millones de pesos; de este monto, 89.9% fue obra pública (+124.8%) y 10.1%, privada (-80.5 por ciento). Su motor, al igual que Campeche, fue petróleo y petroquímica (+179.0%), contribuyendo con 68.5% de la producción.

Mientras Aguascalientes consiguió el quinto peldaño al incrementar 5.8% el sector de la construcción, derivado de las tasas de 8.0% en el sector privado (86.4% del valor total de 528 millones de pesos) y -6.0% en el público (13.6%); su dinámica positiva provino de edificación (+7.6%) y transporte y urbanización (+1.3 por ciento).

Por último, Sinaloa completa los seis estados con aumentos en el valor de la construcción, de 489 millones de pesos en abril, con 0.4%; del monto total, 67.6% fue obra privada (+14.5%) y 32.4% pública (-20.1 por ciento). Sus detonadores otras construcciones (+141.3%) y transporte y urbanización (+25.3%), que compensaron el descenso de 49.7% en edificación, su tipo de obra con mayor peso.

Al otro extremo, las caídas más pronunciadas en cuanto al valor de producción de empresas constructoras se dieron en Morelos (-78.9% anual real), Guerrero (-66.4%), Estado de México (-60.1%), Zacatecas (-59.6%) y Baja California (-56.5 por ciento).

[email protected]