Lázaro Cárdenas, Mich. A una orilla del océano más grande del mundo, que es el Pacífico, se encuentra el Puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, el centro portuario más joven de México y el de mayor crecimiento.

Conocer la historia de los puertos mexicanos es esencial para entender el nacimiento de esta nación y también de su dinámica económica; por ejemplo, tenemos el caso del Puerto de Veracruz, el cual fue el primer sitio que pisó el conquistador Hernán Cortés.

La existencia de este centro marítimo ha abarcado 500 años y su crecimiento ha tardado el mismo lapso, con ello se cumple con la fórmula tradicional establecida por historiadores: para que un centro marítimo sea fructífero se necesita contar con muchos años.

Sin embargo, como antítesis de esta premisa está el centro portuario de Lázaro Cárdenas, que cuenta con 45 años y 2,700 hectáreas; además, anualmente, en promedio maneja cerca de 1 millón 400,000 contenedores.

"Antes del 2007 no se movían contenedores, después de ello se pasan a mover cerca de 500,000. Todo indica que vamos en una curva ascendente", explicó el director general de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas (APILAC), Raúl Antonio Correa Arenas, al ver desde su oficina -con vista 360° grados- la inmensidad del mar y la complejidad de las grúas aduanales.

En las inmediaciones de Lázaro Cárdenas -cuyo clima gobernado por los rayos del sol provoca que uno quiere meterse a nadar a la playa y que en paralelo sus más de 10,000 trabajadores deben soportar estos impulsos y optar por trabajar fuertemente- se encontraba el ingeniero Correa Arenas, quien conoce a fondo las razones por las cuales se está creciendo.

"El concepto original de Lázaro Cárdenas fue el de fungir como puerto industrial (...) Somos considerados el centro portuario más joven del país e iniciamos con una empresa piloto, que era la planta siderúrgica Sicartsa, a partir de ahí nace el desarrollo, con la operación de embarcaciones de tipo mineras y carga general", comentó Correa Arenas.

Foto EE: Daniel Sánchez

Una serie de ruidos interrumpen la explicación del director general y es través de los ventanales que se puede ver el porqué: se están moviendo contenedores, los andan subiendo a las embarcaciones.

Sin embargo, el funcionario continuó con la plática y detalló que es con la llegada de las Administraciones Portuarias Integrales cuando se vieron más favorecidos, debido a que se le comenzó a dar atención a las cargas y se desarrolló la parte comercial. 

Por ello, se instaló la termoeléctrica y dio origen a un movimiento creciente para el manejo de carbono. 

"También se crea una terminal de granos especializada y esta se consolida como la más moderna en América Latina, estamos hablando de que todo esto ocurrió entre 1980 y 1986", aseguró.

Para el año 2000, la terminal portuaria comenzó a manejar carga especializada y con ello llegó el boom.

"Se da una licitación que marcó el parteaguas para recibir a la primera terminal de contenedores. Es en el 2003 cuando se adjudica y se empieza a operarla. Aquí entra Hutchison Ports", puntualizó.

Es entonces, cuando la explicación sobre el crecimiento de Lázaro Cárdenas llegó a su clímax, el ingeniero dijo que las armadoras internacionales empezaron a voltear la vista entre el 2003 y el 2004, y con ello se operaron vehículos de importación y exportación.

"Somos el único que ha mostrado crecimiento de los cuatro puertos grandes. En 45 años hemos logrado un modelo exitoso y seguiremos luchando por ese reconocimiento a nivel mundial. Las empresas navieras nos dicen que Lázaro Cárdenas lo tiene todo, nos dicen que ven al nuestro cómo el Rottedan de las Américas; qué gran honor que nos pudiéramos comparar con ese puerto", puntualizó.

Características Portuarias

Antes de ver a Lázaro Cárdenas el imaginario colectivo no concibe la importancia de este lugar, sin embargo, una vez que se llega, la propia geografía lo demuestra.

Y es que las características físicas del Puerto Lázaro Cárdenas lo hacen ser una alternativa viable para el movimiento de carga y un punto logístico clave. Su área de influencia abarca 13 estados que dan cobertura a 60 millones de habitantes, llegando así hasta la costa este de Estados Unidos. De igual forma funge como puente con Asia.

"Hay que entender que la misma geografía del puerto le ha permitido crecer. Antes el movimiento de autos en el Pacífico se hacía vía Acapulco, pero es un puerto que tiene otra vocación y se volteó hacia Lázaro Cárdenas, entonces floreció el movimiento Esto nos ha llevado a un crecimiento vertiginoso", acota el ingeniero Correa.

El recorrido por el puerto prosiguió y fue entonces cuando Alfredo Huesca Sánchez, gerente general de Hutchison Ports, explicó que el papel protagónico de Lázaro Cárdenas es fungir como punto de enlace entre Asia y Norteamérica.

"Con él se llegan a los principales centros de consumo mediante una autopista directa y el corredor multimodal ferroviario Lázaro Cárdenas, también con Kansas City (operado por Kansas City Southern México) con 15 terminales intermodales", dijo.

El director de Lázaro Cárdenas dijo que un puerto se desarrolla "gracias a su círculo comercial". La zona de influencia de Lázaro Cárdenas es básicamente el área metropolitana del Valle de México y del Bajío, son el centro de consumo básico de todo el país.

"Geográficamente nos encontramos en una condición muy favorable, tenemos vías de comunicación modernas, la autopista Siglo 21 nos permite acceder al Bajío en cuatro horas (...) Líneas del ferrocarril modernizadas, nos encontramos en la zona con mayor generación eléctrica, producimos 7% de la energía a nivel nacional", recalcó Correa Arenas.

Crecimiento

Al recorrer el puerto se puede ver que de las 2,700 hectáreas que lo conforman están ocupadas entre 50 y 60 por ciento. De las empresas aduaneras que operan, todas parecen trabajar como el mecanismo de un reloj, son puntuales y eficaces.

Entre todas, destacan Hutchison Ports y APM Terminals semiautomática; la primera es de las empresas más antiguas del puerto, ya que desde que llegó en el 2003, hasta inicios de este 2019 lleva invertidos cerca de 600 millones de dólares y actualmente genera 1,400 empleos directos, donde 90% de los trabajadores son de Michoacán. Mientras que la segunda compañía, cuya operación es semiautomática (trabajan robots con personas para efectuar el movimiento de carga de contenedores), contó con una inversión de 7,400 millones de pesos y apoya con la generación de más de 2,400 empleos directos e indirectos.

Por otro lado, Correa Arenas afirmó que Lázaro Cárdenas es el segundo puerto a nivel nacional en movimiento total de carga y que cuenta con el desarrollo de infraestructura marítima portuaria de gran nivel que le permite el acceso a embarcaciones mayores a un barco panamax, que es aquel que por sus dimensiones circula por el Canal Panamá.

“Las nuevas generaciones de embarcaciones llamadas postpanama son embarcaciones superiores, eso provoca que se empiece a desarrollar una infraestructura especializada, canales de navegación más profundos, grúas, contenedores, brazos. Lázaro Cárdenas es el único que tiene esa posibilidad", dijo.

Foto EE: Daniel Sánchez
Foto EE: Daniel Sánchez

En ese sentido se tienen canales con profundidad entre 18 y 19 metros, que permiten la entrada de embarcaciones a plena carga con la sumergencia y calado que se le denomina en el orden de los 17 metros, “cosa que en ningún otro puerto mexicano tenemos”.

Para los habitantes del puerto michoacano, el gran logro del año es que se haya recibido a la embarcación de mayores dimensiones que ha tocado un puerto en América Latina, un barco de contenedores, denominado MSC Amsterdam, con una característica geométrica de 400 metros de largo del barco y 56 metros de ancho.

“Navegó sin dificultad, la operación que se hizo tanto en Hutchison Ports y APM Terminals fue todo un éxito. Tenemos el récord a nivel nacional”, subrayó el director portuario.

Zonas Económicas Especiales, herida y oportunidad

Tanto para los empresarios, como para las autoridades portuarias, hablar de la cancelación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) se vuelve un tema difícil, que tensa el ambiente y

que provoca que llegue un aire de melancolía.

En este año, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer la cancelación de las ZEE, el proyecto regional más importante de la administración de Enrique Peña Nieto que integraba siete zonas ubicadas en ocho entidades: Lázaro Cárdenas-La Unión (Michoacán y Guerrero), Coatzacoalcos (Veracruz), Salina Cruz (Oaxaca), Puerto Chiapas (Chiapas), Progreso (Yucatán), Seybaplaya (Campeche) y Dos Bocas (Tabasco). 

El argumento fue que se consideró que no cumplieron con la función para la que fueron creadas; las zonas con mayor monto previsto de inversión eran Coatzacoalcos (15,925 millones de dólares) y Lázaro Cárdenas-La Unión (9,741 millones).

Al respecto, Alfredo Huesca Sánchez mostró en su celular lo que las Zonas Económicas Especiales lograron en China. “Quedé maravillado de ver tanto avance, en un par de años su vida cambió, ojalá esto ocurra con Lázaro Cárdenas”.

Expuso que la empresa Hutchison Ports no fue participe del programa, sin embargo, reiteró que este esquema hubiera ayudado a cambiarle la cara al estado.

A pesar del panorama, bajo el sol de Michoacán, Correa Arenas detalló que “no cederán, que el puerto seguirá creciendo y para ello se está trabajando con Manzanillo”.

[email protected]

kg