Cancún, QR. Tres proyectos hoteleros que en su conjunto suman 1,356 habitaciones fueron rechazados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para la tercera sección de la zona hotelera de Cancún. La inversión conjunta es de más de 270 millones de dólares a cargo de la Corporación Chada.

“Los tres proyectos consisten la construcción y operación de tres centros de hospedaje de 432, 428 y 496 cuartos, distribuidos cada uno en edificios de 12 niveles. Las demás obras que componen los tres hoteles comprenden áreas de mantenimiento y servicios, elevadores y escaleras, estacionamiento techado y no techado, gimnasio, planta de tratamiento, áreas ajardinadas y áreas de conservación, entre otras, con una inversión de conjunta de 273 millones de dólares”, se lee en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

La MIA del hotel 15-19 establece que la unidad de vegetación manglar es la de mayor superficie en la zona con 60.19% del total del Sistema Ambiental donde se construirán los tres hoteles, seguida por la vegetación tular con 14%, vegetación graminoide con 10.29%, selva baja subcaducifolia con 3.24%, vegetación secundaria de selva baja subcaducifolia con 1.97% y matorral costero con 1.66 por ciento.

En la MIA del hotel 15-16 se lee además que se detectaron 22 especies de fauna en la zona distribuidas de la siguiente forma: 15 aves, dos mamíferos, tres reptiles, un anfibio y un pez.

En cuanto a las especies de tortugas, de acuerdo con los datos obtenidos para la temporada 2019 del campamento Tortuguero Tamul, se tuvieron registros de nidos de tortugas marinas en la playa del colindante al predio del proyecto. Dichos nidos correspondieron únicamente a la especie Chelonia mydas, sin embargo, en temporadas anteriores también se han registrado arribos a la playa de la zona colindante al predio de la especie Caretta caretta, por lo que no descartaban que esta especie pueda llegar a encontrarse en las próximas temporadas en la playa frente al predio o zonas colindantes.

Postura de Fonatur

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) advirtió desde principios del 2020 que la zona hotelera de Cancún ya no soporta la construcción de más cuartos porque ya se encuentran al borde del colapso de servicios esenciales como el saneamiento de aguas residuales y la dotación de agua potable, aunque están en construcción más de 6,000 cuartos.

Alejandro Varela Arellano, director jurídico del Fonatur, aseguró que se oponían a la construcción otros hoteles en Cancún como el Grand Island y el RIU Riviera, los cuales suman en conjunto 3,530 nuevas habitaciones.

“Fonatur está en contra de la sobredensificación sin respetar los planes maestros originales; el número de llaves que proponen (Grand Island y RIU Riviera Cancún) excede la capacidad de servicios que existen”, dijo.

estados@eleconomista.mx