Guadalajara, Jal. La industria turística de Jalisco ha superado todas las expectativas, ya que de enero a julio del presente año, el estado recibió 15 millones de visitantes que generaron una derrama económica de 23,000 millones de pesos, informó el titular de la Secretaría de Turismo de Jalisco (Secturjal), Enrique Ramos Flores.

“La derrama en el 2016 fue de 40,000 millones de pesos, 26% adicional a la del 2011, a pesar de que hubo Juegos Panamericanos. De enero a julio llevamos 23,000 millones; la ocupación hotelera se ha mantenido al alza llegando en el 2016 a 56% en promedio estatal”, detalló el funcionario.

Durante la sesión del Consejo Consultivo Turístico del Estado de Jalisco, Ramos Flores indicó que en el 2016 visitaron la entidad 25.5 millones de personas, y destacó que del 2012 a la fecha el sector ha captado inversión privada de 2,243 millones de dólares, superando al capital que atrajo el estado en todo el sexenio anterior que sumó 1,731 millones de dólares.

Añadió que actualmente, 127,272 personas laboran en la industria turística en todo el estado, según los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social, cifra que supone un crecimiento de 27% en comparación con el 2012.

“Hoy tenemos números comparados con Cancún, Quintana Roo o la Ciudad de México en crecimiento porcentual”, agregó el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz.

frenan inversiones

No obstante las cifras positivas, el titular de Secturjal admitió que los recortes al presupuesto federal que impidieron el desarrollo de infraestructura en destinos turísticos prioritarios para el estado, frenaron inversiones privadas que se habían proyectado para el presente sexenio, principalmente en la Costalegre de Jalisco.

El funcionario jalisciense señaló que los recortes al presupuesto federal generaron retraso en las obras de ampliación y modernización de la carretera 200, por lo que no se pudo detonar la región como se proyectó al inicio de la presente administración estatal.

Según las proyecciones de Secturjal, para el 2018 el estado prevé contar con mayor infraestructura en la zona de Costalegre con la pista aérea de Chalacatepec, donde se desarrollan importantes complejos turísticos y, según Ramos Flores, una vez que se subsane la falta de infraestructura, el destino contará con 10,000 habitaciones; es decir, casi 50% de la oferta hotelera de Puerto Vallarta.