Tijuana, BC. En el último año, las rentas en Tijuana repuntaron entre 15 y 20% debido a la depreciación del peso frente al dólar, ya que los dueños de las propiedades prefieren alquilar los inmuebles en billetes verdes, por lo que agentes inmobiliarios presentaron una propuesta para que el cobro sólo sea en moneda nacional.

De acuerdo con el expresidente de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios de Tijuana, Gustavo Chacón, el promedio en el precio de renta mensual en esta ciudad fronteriza puede ser entre 4,000 a 5,000 pesos, dependiendo de la zona; sin embargo, en el 2016 los costos ofertados se quedaron entre los 300 y 500 dólares (6,000 y 10,500 pesos, aproximadamente).

Explicó que el problema se dio con la debilidad del peso, ya que a inicios del año pasado una renta de 500 dólares era equivalente a 9,000 pesos, mientras que ahora ese costo se disparó hasta los 10,500 por un departamento de dos cuartos y un piso, si se trata de una zona dentro de la mancha urbana.

Lo que ocurrió fue que en Estados Unidos, pero específicamente en San Diego, también empezaron a tener un serio problema porque allá las rentas son cuando menos de 900 dólares, entonces hay ciudadanos estadounidenses que se están viniendo a vivir a Tijuana y están pagando en dólares; ése es un nuevo mercado , advirtió.

Según estimaciones del Consulado de Estados Unidos en Tijuana, todos los días unas 50,000 personas cruzan la frontera para trabajar y regresan a territorio mexicano porque aquí tienen sus hogares; para la presidenta de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios de Tijuana, Guadalupe Pedroza, el uso común del dólar es lo que ha provocado que tanto servicios como las rentas se oferten en esta moneda.

La realidad es que vemos que empieza a tener un impacto, entonces lo que hemos propuesto es prohibir el cobro de alquileres en dólares, porque cuando se hace un contrato en 300 dólares por mes y se devalúa la moneda, sabemos que no se le respeta a los inquilinos los acuerdos y se les obliga a pagar más , expuso.

Dijo que la prioridad para la asociación es pactar un encuentro con los propietarios del padrón de inmuebles que tiene el organismo para negociar y plantearles que el cobro de las rentas sólo sea en moneda mexicana y no en dólares, como se ha regularizado en el último año dentro de la ciudad.

Propuestas

La propuesta de Pedroza se suma a la que fue presentada por el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) de Baja California, Miguel Ángel Badiola Montaño, ante el Congreso de la Unión, ya que el empresario advirtió que el problema también afecta a los pequeños comercios.

Explicó que la propuesta de la Canirac consiste en modificar los artículos 1 y 8 del Capítulo I de la Ley Monetaria de los Estados Unidos Mexicanos.

De acuerdo con Badiola Montaño, los cambios son para agregar un párrafo que exprese que al momento de firmar un contrato con el arrendatario se establezca un tipo de cambio fijo o su equivalente en pesos, para que pese a la depreciación del peso el costo del alquiler no sufra ningún cambio.

estados@eleconomista.mx