Cancún, QR. Luego de que se emitiera una orden de aprehensión en contra del exdirector de Ingresos Coordinados y Cobranza del ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún), Hugo Fabio Bonilla Iglesias, desde el 31 de marzo pasado por presunto desempeño irregular de la función pública, éste tramitó un amparo exploratorio para evitar ser detenido.

Bonilla Iglesias no sólo era, hasta hace menos de un mes, director de Ingresos de Cancún, sino que también fue designado auditor suplente en junio del año pasado, como parte del paquete de impunidad para proteger, presuntamente, al exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo.

Ante la posibilidad de que le impidieran asumir el cargo y buscar la protección de la justicia federal, el 28 de marzo tramitó un amparo exploratorio ante el juzgado quinto de Distrito con el número 490/2017.

Tres días después, se inició la carpeta de administración con número 71/217, y fue firmada por una jueza de Control de la Sala Penal de Primera Instancia del Distrito Judicial de Cancún.

Luego de lo anterior, fue firmada y obsequiada la orden de aprehensión, el 1 de abril, por el Ministerio Público por el delito de desempeño irregular de la función pública .

Daño patrimonial

En marzo pasado, el regidor Antonio Meckler Aguilera presentó una denuncia ante la Fiscalía General del estado, por presunto daño patrimonial por 49 millones de pesos a las arcas benitojuarenses, en contra de Bonilla Iglesias, quien en ese momento era director de Ingresos Coordinados y Cobranza en la actual administración en Benito Juárez.

Tras lo cual, el exdirector de Ingresos renunció y rechazó la acusación en su contra. Sin embargo, el regidor señaló que Hugo Fabio Bonilla, durante los años 2014 y 2015, cobró a la baja el Impuesto Predial y el Impuesto sobre la Adquisición de Bienes Inmuebles, en alrededor de 100 predios ubicados en áreas de alta plusvalía y, de comprobarse que durante los tres años realizó la misma práctica, habría un daño patrimonial por 150 millones de pesos.

Por otra parte, a petición de los diputados, personal de la Auditoría Superior de Quintana Roo inició este lunes la solicitud de información al ayuntamiento en Benito Juárez, para auditar las cuentas públicas del 2014, el 2015 y el 2016, con el objetivo de corroborar si hubo daño patrimonial a las arcas municipales durante el gobierno de Paul Carrillo de Cáceres.

[email protected]