El presidente municipal de Naucalpan, David Sánchez Guevara, tiene como meta sanear en un año las finanzas del ayuntamiento, uno de los cinco más endeudados del Estado de México, que -además-se encuentra en el Buró de crédito.

Según cifras del edil, el municipio registró pasivos al 2012 por más de 1,800 millones de pesos, de los cuales 480.7 millones corresponden a créditos de largo plazo adquiridos con Banorte, Banco Interacciones y Banco del Bajío.

De acuerdo con cifras del Órgano Superior de la Fiscalización del Estado de México (OSFEM), Naucalpan es uno de las cinco alcaldías con más deuda per capita de la entidad, sólo debajo de Huixquilucan, Cuautitlán, Coacalco y Atizapán de Zaragoza.

Según el organismo dependiente del Congreso local, la deuda de corto y largo plazo que reportó el ayuntamiento al 2011 por 1 millón 559,625 pesos comprometía 59.5% de sus ingresos ordinarios.

Cabe recordar que, en diciembre pasado, la administración de Azucena Olivares incumplió el pago de tres créditos de corto plazo por 66 millones de pesos con Banco Interacciones. Ante el default , la agencia calificadora Standard and Poor’s recortó su nota de riesgo crediticio a SD (incumplimiento selectivo) desde mxBB+ , con implicaciones negativas.

ESTRATEGIAS DE RECAUDACIÓN

Los ingresos actuales de Naucalpan ascienden a 4 millones de pesos diarios provenientes, entre otras fuentes, del pago del impuesto Predial y del Derecho de Uso de Agua.

Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos recaudatorios y de que el cabildo autorizó nuevos créditos, no hay banco que atienda el llamado.

Para sumar recursos, Sánchez Guevara, quien asumió el cargo el 1 de enero, aplica una serie de incentivos a los ciudadanos que cumplan con el pago del impuesto Predial durante el primer trimestre del año.

Entrevistado en sus oficinas, detalló que dicho estímulo consiste en un seguro contra robo con violencia a casa-habitación.

Agregó que su administración aplicará la ley contra aquellos ciudadanos que no se pongan al corriente con el pago de impuestos en el lapso referido.

Otras de las medidas que ejecutó el municipio fue el recorte de 20% en la nómina, en la que están registrados más de 8,000 empleados.

En el 2011, el ayuntamiento pagó 1,266 millones de pesos en servicios personales. El ahorro obtenido con la reducción de personal se conocerá una vez que se realicen los pagos de nómina correspondientes a la primera quincena de enero.

El edil naucalpense afirmó también que aplicará una política de transparencia en el manejo de los recursos públicos y de cero tolerancia a la corrupción.

De hecho, el ayuntamiento solicitó a un despacho privado una auditoría a la gestión de Azucena Olivares, la exalcaldesa, ante la posible existencia de irregularidades durante su administración.

CORRECCIÓN 15/01/2013: En una versión anterior de esta nota, equivocamos la cifra del pago de nómina del Ayuntamiento de Naucalpan del 2011. El dato ya fue corregido.

angelica.pineda@eleconomista.mx