Puebla, Pue. El ayuntamiento de San Andrés Cholula, segundo municipio en importancia de inversiones inmobiliarias del estado, tiene en stand by diez proyectos por un monto superior a los 450 millones de pesos, a causa de la pandemia de Covid-19.

La alcaldesa Karina Pérez Popoca explicó a El Economista que estas inversiones en la construcción de nuevos fraccionamientos, edificios de departamentos y oficinas en la zona de mayor plusvalía conocida como Reserva Territorial Atlixcáyotl y que limita con el municipio de Puebla, no se han perdido sino postergado los planes de arranque.

Comentó que, para garantizar la permanencia de estos proyectos mientras se tienen las condiciones sanitarias para iniciar las obras, el ayuntamiento ofrecerá incentivos fiscales en permisos de construcción y licencias de funcionamiento.

La reserva territorial representa el 30% de los ingresos por el pago de predial, debido a que tiene los fraccionamientos más exclusivos como son La Vista y Lomas de Angelópolis, este último con mayor crecimiento desde el 2003 y que es el más grande del estado, donde viven 5,000 familias y cuenta con 19,000 viviendas.

Pérez Popoca dijo que la zona no ha perdido atractivo para los desarrolladores inmobiliarios no sólo de Puebla, sino de otros estados, quienes aprovechan el auge de familias foráneas por establecerse sobre todo en territorio sanandreseño.

De acuerdo a datos del municipio, entre las inversiones destacadas es la construcción de unas torres residenciales que tienen un costo de 100 millones de pesos en obra civil, proyecto de empresarios veracruzanos que hicieron el complejo “Punta Tiburón residencial, marina and golf”.

Otros proyectos inmobiliarios, oscilan en 20 y 40 millones de pesos, pero depende de que concreten sus permisos.

Empresarios miden planes

La alcaldesa de San Andrés Cholula dijo que la época más fuerte para los desarrolladores es diciembre, cuando llevan a cabo la preventa de casas y departamentos, con lo cual miden empresarios sus planes de inversión para poder arrancar las obras.

“Los constructores con proyectos en curso, nos han pedido tiempo para el pago de derechos a la vez que han tenido que reducir la fuerza laboral por la pandemia, por ello estamos apoyando como autoridad municipal y, con ello, darles certidumbre”, ahondó.

Además, destacó, están aprovechando el auge inmobiliario del municipio para lanzar una campaña de promoción y, con ello, invitar a los empresarios para que inviertan, ya que están simplificando los trámites para darles permisos de cambio de uso de suelo, desarrollo urbano y protección civil a fin de que arranquen sus proyectos en una semana.

Refirió que antes de la actual administración, las licencias para construcciones se daban hasta en 60 días, motivo por el cual desarrolladores preferían mejor irse a las localidades vecinas de San Pecho Cholula y Puebla.

rrg