Monterrey, NL. El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda indicó que le van a apostar a mejorar los hospitales del estado y brindar servicios de salud dignos, para ello planteó la posibilidad de subrogar algunos servicios de salud a la iniciativa privada, para tener más recursos.

“Tenemos que ser ultra creativos y asociarnos con la iniciativa privada y la sociedad civil organizada, para que lleguen más recursos (para el sistema de salud)”, enfatizó.

“Tenemos que plantearle a la iniciativa privada que ellos también ‘tienen que entrarle al toro’ (…) quizá tengamos que subrogar algunos servicios, o plantear algunos convenios, pero al final, entre todos si podemos darle (mejores servicios de) salud a Nuevo León, divididos va a ser muy complicado”, recalcó.

Consideró que ante los recursos limitados del presupuesto para 2022, se debe innovar, ya sea buscando Asociaciones Público-Privadas (APP), o a través de financiamiento en el extranjero, con tasas muy bajas, “no podemos quedarnos de brazos cruzados a esperar que la federación nos envíe recursos”.

Cabe mencionar que Nuevo León firmó un acuerdo con el Instituto Nacional para el Bienestar (Insabi), sin adherirse, esto implica que el gobierno estatal conserva la responsabilidad de administrar y operar los servicios e infraestructura de salud.

Por otra parte, según Data Nuevo León, de 5.1 millones de personas, están afiliados el 87.9%. Un 66% están afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); 4.4% al ISSSTELEÓN, y 20.1% estaban afiliados al Seguro Popular.

Basificar personal

Durante el cierre de la transición en materia de salud, el gobernador electo, Samuel García Sepúlveda hizo un recorrido por el Hospital Regional Materno Infantil de Alta Especialidad, donde mencionó que hay un compromiso del gobierno entrante de ofrecer mejores prestaciones al personal de salud, porque han enfrentado situaciones extraordinarias con el Covid-19.

Por otra parte, aseguró que su administración enfrentará el tema de la maternidad de niñas y adolescentes desde un nuevo eje, con igualdad y concientizando a las menores para evitar embarazos en este segmento de la población.

“Nos tocó vivir de primera mano, jovencitas y adolescentes, es una realidad que tenemos que sacar adelante, una proporción de 3 de cada 10 bebés son hijos de neolonesas muy jóvenes, hoy nos tocó presenciar una de 13 años”, destacó el mandatario entrante.

El informe del Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo Adolescente de Nuevo León (Gepea) de 2018, informó que de los nacimientos registrados de madres menores de 20 años, el mayor grupo es el de 19 años con 4,581 mujeres, lo que representa el 33.37% del total; seguido por el grupo de 18 años, con 4,118 jóvenes, que significan el 30% del total; mientras que el grupo de 10 a 14 años, es de 133 casos, es decir el 1%, según datos de Inegi al 2017.

Cabe mencionar que Nuevo León ocupa la cuarta posición de entidades federativas con menor número de embarazos en menores de 20 años, el primer lugar lo ocupa Chihuahua con 21% y el promedio nacional es de 17.5 por ciento.