Durante el mes de noviembre los agremiados de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Querétaro registraron 35 robos, siendo La Alameda la zona en la que mayores incidentes se registraron. Sin embargo, la denuncia por parte de los afectados es mínima, pues argumentan que el trámite implica más pérdida de tiempo.

En noviembre se reportaron siete robos en los comercios de avenida Zaragoza; ocho en avenida Corregidora, y en los baños Alameda, 20 robos: son más de 30 incidentes ocurridos en un mes que consideramos tranquilo , indicó el presidente de la Asociación, Alfredo Serrano Valdés.

Las pérdidas económicas son diversas de acuerdo al tipo de negocio; tiendas que venden artículos pequeños reportan daños de 2,000 pesos, en tanto las joyerías han indicado que en un asalto se han llevado hasta 45,000 pesos.

De acuerdo con Alfredo Serrano, antes el mayor robo era en ropa, pero en los últimos meses del año han notado que los asaltantes van por dinero en efectivo y, en algunos casos, por la mercancía y el dinero.

La faldera sigue existiendo, pero de 20 robos se puede decir que cinco son de falderas y los otros van directamente por el dinero, y llegan con cuchillos, amenazan a las empleadas y actúan , comentó.

Con las cámaras de vigilancia que tienen algunos negocios han podido detectar que son grupos de siete u ocho personas los que realizan el robo, y que se dividen para realizar la operación.

Blindaje de seguridad

Una de las medidas de seguridad de los comerciantes del Centro Histórico es un grupo de mensajería telefónica en la que comparten información sobre las personas que realizan los asaltos.

De cada 20 robos, únicamente cinco presentan denuncias, sin embargo, de los que han presentado queja ninguno ha recibido respuesta del asalto.

[email protected]