Guadalajara, Jal. Aunque ya había sido inaugurado y puesto en operación desde el pasado 15 de noviembre, el presidente Enrique Peña Nieto inauguró este lunes el macrolibramiento de Guadalajara.

 

De acuerdo con el mandatario, la vía de 111 kilómetros de longitud que requirió una inversión de 8,000 millones de pesos, es el segundo libramiento más importante del país, después del de la Ciudad de México.

 

Peña Nieto destacó que en la presente administración federal, Jalisco ha recibido una inversión “histórica” de 50,000 millones de pesos en el rubro de comunicaciones y transportes, considerando los más de 20,000 millones de pesos para la Línea 3 del Tren Ligero.

“Se han puesto en operación cuatro nuevas autopistas, más de 250 nuevos caminos que fueron o que eran necesitados en esta entidad y más de 70 carreteras que se han reconstruido, que se han ampliado y que hoy permiten una mejor circulación”, indicó.

 

Vía insegura

 

Sin embargo, el presidente de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram), Manuel Sánchez Benavides —presente en el evento—, denunció que a menos de dos meses de haberse puesto en operación, la vía ha resultado cara, insegura y sin servicios como estaciones para el abasto de combustible, hoteles y venta de alimentos.

 

Detalló que sólo considerando los casos de los cuales él tiene conocimiento, se han registrado 17 asaltos a camiones de carga en el macrolibramiento.

“Tiene algunas deficiencias importantes como servicios; no hay servicios y debo decirles que en los últimos días hemos tenido un incremento en el robo de vehículos en este tramo, muy, muy importante… Particularmente en la zona de Tlajomulco hacia Zapotlanejo” precisó el presidente de Conatram.

 

El dirigente del sector refirió que ya se presentaron las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General del Estado y aunque no precisó el monto, afirmó que las pérdidas para el sector son “millonarias” y aclaró que cuando mucho, los transportistas llegan a recuperar 20% de lo robado.

Añadió que por el uso de la vía, los transportistas deben pagar casi 500 pesos lo que, dijo, resulta caro debido a  que no cuenta con servicios básicos.

 

“No es una obra que sea muy accesible para los usuarios y particularmente a los autotransportistas”, subrayó.

[email protected]